T09C615: Cine como homenaje al valor de la adolescencia en América Latina

Ser adolescente hoy en América Latina supone enfrentarte a una realidad marcada por la violencia, desigualdad y pobreza que afecta a toda la región en un contexto social, además, marcado por fuertes valores religiosos y conservadores. Cualquier búsqueda de alternativas, a las condiciones de vida en las que has pasado la niñez, exige grandes dosis de valor.

Y así lo recoge lo mejor de su cine, el mismo que se pudo disfrutar durante la última edición del Festival de Cine de San Sebastián, que con su Premio Cooperación Española de la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo) premia la audacia de aquellos cineastas “que mejor contribuyan al desarrollo humano, la erradicación de la pobreza y el pleno ejercicio de los derechos humanos”.

La película “Noche de fuego” de la directora salvadoreña afincada en México Tatiana del Huezo se llevó el premio Cooperación, además de Horizontes y Otra Mirada con la historia de tres niñas que desde el norte de México luchan por sobrevivir a la violencia de los narcotraficantes que contralan su territorio.

En “Piedra de Toque” acudimos al Festival de Cine en busca de su directora, así como la de otros cineastas finalistas a este premio para conocer cuáles son los temas que les movilizan para realizar cine y qué valor tiene el cine como motor de desarrollo cultural. Al final, caemos en la cuenta de que muchas de estas películas respaldan la audacia y capacidad de resistencia de aquellos adolescentes que deciden generarse un futuro alternativo a su presente.