El Coronavirus. Cuarentena Día 7. Un domingo cualquiera