Skip to content

De la seda al barro y Ot Pi Play – Viajando Despacio 228

Buenos días amigas y amigos de Viajando Despacio, te damos la bienvenida como todas las semanas desde Radio Viajera.
Quiero empezar el programa de esta semana contando que el pasado viernes participé en una jornadas online bajo el nombre de Experiencias Ecoturismo organizadas por Ecowildlife. Nos pidieron que habláramos de un proyecto en el que llevamos un tiempo trabajando, la Ruta del Clima, una propuesta coral, colaborativa que nosotros desarrollamos en Madrid desde Rutas Pangea y que también se propone en Málaga y Barcelona por entidades de estas ciudades.

La crisis de la COVID19 no debería hacernos olvidar que tenemos una amenaza de proporciones gigantescas sobre nosotros, la crisis climática. Una crisis ante la que es alarmante la falta de liderazgo institucional, la falta de liderazgo gubernamental.
Ya somos conscientes de los límites planetarios, esa aproximación científica de hasta dónde podemos seguir exprimiendo el planeta. Sobrepasados esos límites no sabemos muy bien que puede ocurrir, pero sabemos muy bien que todo está hiperconectado.
A esa crisis climática se le une otro gran problema la pérdida de biodiversidad y la degradación de ecosistemas, muchas voces apuntan a la íntima relación de estas amenazas con pandemias como la que estamos sufriendo actualmente.
Necesitamos un cambio sistémico en nuestro modelo de sociedad, en nuestro modelo económico, nos enfrentamos a un reto de escala y un reto de urgencia.
Tenemos que pagar la deuda que tenemos con el planeta y que hemos ido acumulando con el paso del tiempo.
Una buena forma de empezar sería cambiar las métricas que nos sirven para evaluar nuestros logros. que sigamos pensando que el crecimiento de llegadas internacionales de turistas a España es un buen dato para nuestro turismo es señal de todo lo que nos queda por cambiar.
Pensar que no hay alternativa, que no hay plan B. La realidad es que ante la crisis climática no hay alternativa. Si no abordamos estos cambios, cambios profundos, sino empezamos a trabajar en todos los sectores por la mitigación y por la adaptación al cambio climático, por diseñar escenarios de descarbonización nuestro futuro será difícil. Muy difícil.
Hay que apostar por todo lo que sentimos que aporta en esa línea, combinar lo verde y lo digital pero sin dejarnos deslumbrar por la solución tecnológica que sin cambios en nuestro estilo de vida no logrará una mejora efectiva de la situación.
Hasta hoy parece que la única forma en la que sabemos generar riqueza es destruyendo capital natural para generar beneficio económico, si cambiaramos ese paradigma hacia una economía regenerativa y pudiéramos generar valor recuperando ecosistemas, mejorando nuestro capital natural estaríamos en la dirección adecuada. Hay otras formas de hacer turismo que pueden aportar en esa dirección.

Conocemos algunas palancas para el cambio: la economía circular, el triple balance y como no, la bicicleta. Soluciones activables, herramientas útiles para esta transición. No hay que mercantilizarlo todo, no todo debe ser negocio, disfrutar de un viaje tiene componentes muy tangibles como un buen alojamiento,una bici nueva o llevar un buen equipamiento, pero el disfrutar de una puesta de sol, de un paisaje imponente o de una conversación con alguien que te encuentras en el camino es lo que de verdad hace que ese viaje nos deje una huella imborrable.

No sé si estamos a tiempo de salvar el planeta pero estoy seguro de que nuestras pedaladas van en la buena dirección.

Esta semana conocemos A Piñón Fijo, Gema y Mario, dos extremeños que se fueron lo más lejos que pudieron de su tierra para volver hasta allí a pedales. Y Albert nos presenta la Campaña Bici Blanca Stop Accidents ue tiene de embajador a Ot Pi un megacrak, probablemente el mejor ciclista de bike-trail de la historia.
Un saludo viajero.

Escucha este podcast en nuestra app