Skip to content

88. Desventajas de planificar demasiado nuestras salidas fotográficas

Hoy planteamos algunas desventajas de planificar demasiado nuestras salidas fotográficas y Sandra nos acerca el trabajo de Andrea Frazzetta.

<< QUIERO RECIBIR EL BOLETÍN DE NOTICIAS >>

TALLERES DE FOTOGRAFÍA
Ya están disponibles las fechas para los Talleres de Fotografía de Paisaje que formarán parte de mi oferta formativa. Si te apetece acompañarme en nuevas aventuras fotográficas, respetando todas las medidas de seguridad, echa un vistazo. Plazas limitadas.

Calendario de Talleres de Fotografía de Paisaje 2021 con Rafa Irusta
DESVENTAJAS DE PLANIFICAR DEMASIADO NUESTRAS SALIDAS FOTOGRÁFICAS
Cuando hablamos sobre fotografía, generalmente damos mucha importancia a tareas de investigación y planificación para maximizar las posibilidades de éxito y para asegurarnos de tener una sesión con las mejores imágenes posibles.
Contamos con toda la tecnología para poder planificar de manera muy completa cualquier sesión fotográfica.
Pero la pregunta es: toda esta información disponible, ¿le ha quitado frescura a la fotografía de paisaje? ¿Puede suponer una cierta pérdida o merma de nuestra creatividad?
En muchos casos, creo que se ha perdido la buena costumbre de recorrer y visitar zonas nuevas. Esa tarea de reconocimiento de nuevos lugares.
Lo bueno de este enfoque un poco chapado a la antigua (dejando de lado todas las opciones de planificación que tenemos disponibles) suponer llegar a un lugar con pocas ideas preconcebidas y con tu cerebro fresco ante composiciones y puntos de vista de esa localización.
Llegamos a un lugar con la mente completamente abierta y sin haber visto fotos del lugar con anterioridad y eso nos obliga a pensar más las fotos. Tenemos que ser más espontáneos para poder resolver los retos que se plantean ante un lugar completamente nuevo.
Planificar demasiado una sesión puede matar la espontaneidad y la creatividad
En lugar de trabajar la escena con las condiciones que nos encontramos, visitamos lugares conocidos buscando una y otra vez lo que hemos visualizado previamente.
Si optamos por afrontar la visita a esos lugares con menos planificación, podemos conseguir un resultado mucho más original y menos visto.
En muchos casos, el acceso a tantas imágenes a través de las RRSS puede fomentar en exceso la figura del coleccionista” de imágenes. Pero ojo, porque si eso es lo que buscamos, no hay nada que objetar.
Siempre digo que me gusta ver fotos en RRSS porque en muchos casos me empujan a visitar las localizaciones, no solo por los iconos conocidos, sino para visitar también la zona y ver qué más puedo encontrar allí.
La originalidad es difícil de lograr y las localizaciones «nuevas» son casi (si no completamente) imposibles de encontrar. No digo que no se deban visitar los lugares icónicos muy conocidos, solo planteo la posibilidad de hacerlo de una manera menos planificada, dejándose llevar de forma más libre: a un hora del día menos habitual, en una época del año menos propicia a las habituales, con una marea diferente. Puede que descubras unas imágenes con mucho potencial.

Península de Coromandel, Isla Norte, Nueva Zelanda. ©Sandra Vallaure

Cola del dragón, playa de Barrika. ©Rafa Irusta
ENLACES DE INTERÉS

Apoya a Sandra para mejorar su equipo de grabación.
Cuenta de instagram de mi amigo Michael Bolognesi.
Web del fotógrafo Ignacio Izquierdo.
Grupo en Telegram, donde la comunidad de oyentes comentan temas relacionados con los contenidos del podcast y la fotografía en general.
Mi canal en YouTube.

MI EQUIPO FOTOGRÁFICO
Te dejo la lista con el equipo que utilizo en mis salidas fotográficas.

Puedes apoyarme para seguir creando contenido de valor.
FOTÓGRAFO DESTACADO
En este episodio Sandra nos presenta el trabajo del fotógrafo Andrea Frazzetta.
Nombre: Andrea Frazzetta
Página web: https://www.andreafrazzetta.com
Instagram: https://www.instagram.com/andrea_frazzetta
Otras redes: https://www.facebook.com/andrea.frazzetta.photographer
¿Por qué destaca?

Andrea Frazzetta (1977) es un fotógrafo documental italiano que colabora habitualmente con las revistas The New York Times Magazine y National Geographic Travel. Ese dato es suficiente para valorar la calidad de su trabajo.
Aunque nació en Lecce, al sur del país, creció en Milán donde estudió arte y arquitectura. Una semana después de licenciarse, visitó la selva amazónica para fotografiar una pequeña ONG y desde ese momento, decidió dedicarse completamente a la fotografía usándola como medio para descubrir y contar historias.
Empezó a viajar y trabajó en varios reportajes fotográficos, principalmente en África, Sudamérica y la zona del Mediterráneo. A lo largo de su carrera, ha trabajado en proyectos personales y encargos en más de 60 países de todo el mundo.
A través de su cámara intenta contar una historia de algo que está ocurriendo en algún lugar del mundo. Al contrario que muchos compañeros de profesión, Andrea tiene una asombrosa capacidad para documentar una situación muchas veces terrible sin caer en el dramatismo ni la lágrima fácil. Su objetivo es que sus protagonistas mantengan en todo momento la dignidad, al mismo tiempo que sensibiliza al espectador mostrándole una realidad indiscutible.
Andrea incluye en su página web dos tipos de proyectos: los que hace por encargo (Commissioned) y los personales (Stories) que posteriormente intenta también vender.

“A living in the ruins” (“Viviendo entre ruinas”). Estamos en una ciudad perdida a orillas del Golfo de Bengala, en Bangladesh. En 2007, y de nuevo en 2009, los ciclones azotaron la costa al sur de Kuakata, destruyendo casas y ahogando pueblos enteros y manglares. Aquí los lugareños se las arreglan rebuscando de pie, a veces con el agua del mar hasta la cintura, para encontrar ladrillos, sacarlos del lodo y llevarlos al lado de la carretera para venderlos. Esperan hasta la marea baja, cuando el retroceso de las olas deja al descubierto los escombros. Una vez que han llevado los ladrillos al terraplén, los rompen en trozos pequeños, del tamaño de una castaña. Estos fragmentos se utilizan en los cimientos de las casas del nuevo pueblo, a un kilómetro de la costa.
“The trillion-dollar nowhere” (“El billón de dólares en ninguna parte”). El Polo Euroasiático de Inaccesibilidad es un nombre que despierta la curiosidad de cualquiera. Es el punto más alejado de un mar u océano del planeta. Situado en China, justo al este de la frontera con Kazajstán, el polo se encuentra a 1.550 millas de cualquier puerto o costas. A unos 130 kilómetros del Polo de Inaccesibilidad, justo al otro lado de la frontera con Kazajstán, se encuentra un pueblo llamado Khorgos. Ha pasado la mayor parte de su existencia en la oscura periferia de los asuntos internacionales, y su población oficial es de apenas 908 habitantes. Pero en los últimos años se ha convertido en un importante nodo de la economía mundial. Forma parte de una iniciativa conocida informalmente como la nueva Ruta de la Seda, un esfuerzo liderado por China para construir una vasta red cefalopódica de carreteras, ferrocarriles y rutas marítimas de ultramar, con el apoyo de cientos de nuevas plantas, oleoductos y ciudades empresariales en decenas de países.
“Danakil”. Situada en la parte septentrional del Triángulo de Afar, cuyo nombre proviene del pueblo nómada que lo habita, la vasta depresión de Danakil es el lugar donde se unen varias placas tectónicas en constante expansión, cerca de la zona fronteriza entre Etiopía, Eritrea y Yibuti. El retroceso del mar, evaporado hace veinte mil años, es la principal causa de la peculiaridad del Danakil: convertirse en una extensión de rocas evaporíticas que da lugar a la Gran Llanura de la Sal, un desierto que se extiende a lo largo de unos 600 kilómetros. Es uno de los lugares más vulnerables del mundo en el que el fuego está justo debajo de tus pies, a tan sólo 5 kilómetros de distancia. En esta vasta llanura, las cabañas de los afar, construidas con barro y ramas, parecen un espejismo. Estos nómadas, que se dedican principalmente a la cría de ovejas y a la extracción de minerales, viven en uno de los lugares más inhóspitos del planeta, con muy poca vegetación y temperaturas que pueden alcanzar los 45 grados.

Muchas gracias y volvemos en 15 días con un nuevo episodio de Distancia Hiperfocal. ¡¡Un saludo y hasta pronto!!
¿TE GUSTAN LOS CONTENIDOS DE ESTE BLOG?
Puedes apoyarme para seguir creando publicaciones de interés. Con un gesto tan sencillo como realizar tus compras en Amazon a través de este enlace, tú pagas el mismo precio y yo me llevo una pequeña comisión. Muchas gracias.
CONTACTA CON NOSOTROS

Puedes contactar en Twitter con Sandra @vallausa y con Rafa @rafairusta y con Rafa también en Instagram rafairusta
Podcast Destino Sifakka presentado por Sandra Vallaure
Únete a nuestro canal en Telegram
Comunidad Hiperfocal en Telegram

SUSCRÍBETE AL PODCAST

Para no perderte ningún episodio de Distancia Hiperfocal suscríbete en Apple Podcasts, Android, ivoox y Spotify

Talleres de Fotografía de Paisaje con Rafa Irusta
NOTA: He dedicado tiempo y esfuerzo a crear los contenidos de este podcast/artículo y espero que te resulten útiles. Encontrarás enlaces en algunos productos. En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. No obstante quiero aclarar, que todas mis opiniones sobre productos o servicios, son siempre sinceras y honestas, basadas en mis propias pruebas y experiencias.

Booking.com

SOLO QUEDAN 12 PLAZAS, RESERVA YA!