Última Parada 19. El espejo