Naborno Karabaj. Noruega en invierno