Bielorrusia, ¿la última dictadura europea? – Las sandalias de Ulises 15