La señora Amalia – Frómista