La indiferencia hacia el turismo