La génesis de Inteligencia Viajera hasta hoy (parte 9): La despedida de Antonio G