Skip to content

Tres días en Madrid – te mostramos los imperdibles

Tres días en Madrid, o menos… ¿Qué hacer para aprovecharla? La última vez que estuve en Madrid, antes de esta visita, fue en 1993 y la verdad es que mucho no me había gustado. Ahora viajaba a España para hacer el Camino de Santiago y la escala obligada era Madrid. Mi hija, Angie, no conocía así que decidí quedarnos unos días para recorrerla. Tres días en Madrid parecían suficientes. No íbamos con muchas expectativas, pero… ¡Qué maravillosa sorpresa nos llevamos! ¡Madrid está bellísima! Si al igual que nosotras, cuentan con pocos días en Madrid, dos o tres, les mostramos los destacados de esta hermosa ciudad. Para tener en cuenta y que a nosotras nos resultó genial, es hacer algún tour gratis por la ciudad. Salen todos los día en diferentes horarios desde la Plaza Mayor. Como no pueden vender tickets allí, deben reservar su lugar en internet. Nosotras hicimos dos tours diferentes con Sandemans, pero hay otras empresas. ¡Súper recomendable! Plaza Mayor de Madrid Un poco de historia sobre la Plaza Mayor: Hace más de 400 años, el rey Felipe III ordenó construir la plaza Mayor de Madrid para que sirviera de escenario para celebraciones oficiales, fiestas, procesiones y ejecuciones públicas. A partir de ese momento, pasó por varias remodelaciones y reestructuraciones, incluso varios incendios, hasta llegar lo que es hoy. En el centro de la plaza se encuentra la estatua ecuestre de Felipe III. Sus edificios son de estilo barroco español y el más destacado de la Plaza es la Casa de la Panadería. Se observan unas bellas imágenes mitológicas pintadas en su fachada. Hoy en día es sede la la Casa de Turismo de Madrid. El resto de los edificios son mayormente oficinas, aunque alguno quizá elija vivir en esta bulliciosa plaza. Hay nueve puertas que dan acceso a la Plaza, siendo la más famosa el Arco de los Cuchilleros. Alrededor de la Plaza hay varios comercios y restaurantes. Palacio Real de Madrid y sus jardines Es la residencia oficial del rey de España, aunque los reyes actuales viven en el Palacio de la Zarzuela. Hoy en día se usa para ceremonias oficiales y actos del Estado. Tiene alrededor de 135.000 m2 y 3418 habitaciones. Es casi el doble de grande que el Palacio de Buckingham y que el Palacio de Versalles. En el Palacio Real se encuentra un gran patrimonio artístico, histórico y cultural. Se puede visitar comprando una entrada que está alrededor de 10 euros. https://entradas.patrimonionacional.es Se pueden visitar los Jardines del Campo del Moro y los Jardines Sabatini, que se encuentran en los alrededores del Palacio. Catedral Santa María la Real de la Almudena Esta Catedral es considerada el edificio religioso más importante de Madrid. El 15 de junio de 1993, el Papa Juan Pablo II la consagró convirtiéndola en la primera catedral consagrada fuera de Roma. Es una Catedral bastante original que mezcla varios estilos. Se destacan elementos barrocos, neoclásicos y góticos en su exterior, y en el interior brillan pinturas de colores vívidos. Esta mezcla de estilos fue muy criticada, aunque para mí es preciosa. Las pinturas con esos colores brillantes son exquisitas. Me encantó el estilo ecléctico de esta Catedral… opinión personal. Por otra entrada se puede acceder a la Cripta Neorrománica. Barrio de las letras de Madrid Una mañana hicimos el tour gratis saliendo desde la Plaza Mayor y una tarde pagamos un tour por el Barrio de las letras, para visitar lugares destacados de algunos de los íconos de la literatura española. Un tour que recomiendo, aunque no te guste la literatura, como a mi hija Angie quien disfrutó de este tour enormemente. El barrio de las letras también es llamado de los literatos y de las musas. Lleva este nombre porque aquí vivieron y trabajaron los escritores más destacados del Siglo de Oro español. Algunos de estos tipos que nadie conoce fueron un tal Miguel de Cervantes, un poeta de nombre Quevedo, Góngora, Lope de Vega y Calderón de la Barca. Como verán, unos desconocidos. Hablando en serio… yo sentía una emoción enorme de estar recorriendo el barrio donde estos genios de la literatura vivieron, caminaron estas callecitas, se sentaron a tomar una copa, tuvieron peleas y desventuras, amores y desgracias. De arranque no más, tenemos a dos genios del Siglo de Oro: El Manco de Lepanto y el Fénix de los Ingenios. ¿De quiénes estamos hablando? Por supuesto que de Don Miguel De Cervantes Saavedra y Lope de Vega Carpio. Al comienzo fueron íntimos amigos y sentían una gran admiración uno del otro. Aunque los celos y la rivalidad los llevaron a ser íntimos enemigos. Calle de Cervantes… … donde vivió el autor de El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha en una casita que ya fue derribada. Murió pobre después de haber atravesado muchos infortunios: salir herido de una batalla (donde surge el apodo de el Manco de Lepanto, aunque no quedó manco), ser capturado junto a su hermano en un barco y dado como esclavo, ser encarcelado por fraude en Sevilla entre otros eventos poco felices. Fue enterrado en el Convento de las Trinitarias Descalzas por un arreglo hecho con la congregación de dicha iglesia que pagó su rescate para liberarlo de su cautiverio en Argel. Frases de Cervantes: Por la calle del “ya voy” se va a la casa del “nunca”. El que no sabe gozar de la aventura cuando le viene, no se debe quejar si se le pasa. Para alcanzar lo imposible, uno debe intentar lo absurdo. Casa-Museo Lope de Vega… … ubicada paradójicamente en la Calle Cervantes. Aunque al principio se admiraban, terminaron enemistados por la rivalidad. Recordemos que Don Miguel dijo que Lope de Vega era un monstruo de la naturaleza por su gran creatividad. Fueron vecinos por varios años, así que ambas casas están muy cerca entre sí. http://www.casamuseolopedevega.org/es/ Lope de Vega tuvo una vida muy intensa y algo controvertida. Fue un buen padre y un devoto sacerdote, quien estuvo al servicio de la inquisición. Tuvo muchas amantes y fue un transgresor de las normas y la moralidad de la época. Fue autor de más de mil obras, disfrutó de su éxito en vida y falleció a los 73 años. En este jardín, Lope de Vega recitaba sus poemas y recibía a sus amigos. Un lugar, además, donde él pasaba las mañanas cuidando de su huerta y lo recorría leyendo o recitando. Lope de Vega escribió sobre su jardín: “Que mi jardín, más breve que cometa, Tiene solo dos árboles, diez flores, Dos parras, un naranjo, una mosqueta, Aquí son dos muchachos ruiseñores, Y dos calderos de agua forman fuente Por dos piedras o conchas de colores”. También se pueden recorrer otros sitios de interés donde vivieron y se recuerdan a otros ilustres del Siglo de Oro, como por ejemplo el gran poeta y dramaturgo Federico García Lorca. García Lorca perteneció a la generación del 27, autor de maravillosas obras como Bodas de sangre, Yerma y La casa de Bernarda Alba. Fallece muy joven, fusilado por sus ideas liberales y por ser gay. En la actualidad es el poeta español más leído de todos los tiempos. Las seis cuerdas La guitarra hace llorar a los sueños. El sollozo de las almas perdidas se escapa por su boca redonda. Y como la tarántula, teje una gran estrella para cazar suspiros, que flotan en su negro aljibe de madera. Calderón de la Barca En su juventud fue soldado y en su vejez, sacerdote. Un dramaturgo como pocos que se destacó en la comedia. Su obra más famosa fue la comedia filosófica La vida es sueño, una obra de teatro barroca donde se trata la libertad del ser humano para elegir y no supeditado a su destino. Góngora y Quevedo… … junto a Lope fueron los más destacados de la poesía del Siglo de Oro español en vida. Luis de Góngora y Francisco de Quevedo fueron archienemigos y también vecinos. Por algo le dicen el Barrio de las Letras, todos ellos vivieron a pocas cuadras unos de otros. Cuentan que mientras vivían en el Barrio de las Letras, Góngora y Quevedo solían «lanzarse» versos odiosos. Todo empeoró cuando Quevedo echó a Góngora de su vivienda, por deudas. Góngora sentía unos celos terribles de la facilidad con que Lope de Vega producía su obra y del gran éxito que disfrutaba. Les dejo un divertido poema de Quevedo 🙂  Poema al pedo Aunque estés tres días en Madrid, o solo unas horas, recomendamos este tour. Fuente de la Cibeles y la Gran Vía de Madrid Los madrileños la llaman simplemente la Cibeles y se encuentra en la Plaza Cibeles. La estatua representa a la diosa romana Cibeles, símbolo de la tierra, la agricultura y la fecundidad. Por la Gran Vía hay muchos negocios, si quieres aprovechar para hacer algunas compras. Si haces algún tour por la ciudad, es muy probable que te lleven a conocerla. Mercado de San Miguel Un infaltable si vas a España es salir de tapas. Uno de los lugares más pintorescos, aunque bastante concurrido, es el Mercado de San Miguel. Está ubicado a pocas cuadras de la Plaza Mayor, en pleno centro madrileño. Puedes ir a almorzar o cenar, o parar para unas tapas y tragos a cualquier hora del día. Hay alrededor de 75 puestos gastronómicos y mantiene su estilo histórico. El techo del interior tiene una estructura metálica con las tradicionales tejas árabes y está cálidamente iluminado por medio de lámparas de estilo fernandino. La oferta de comida es amplia, en su estilo tapas-bocadillo. De esta manera puedes probar una gran variedad de comidas: pescado, patatas bravas o croquetas, aceitunas, embutidos, carnes, quesos, y jamones. ¿Sabes de dónde viene la palabra «tapas»?  Las tapas son bodadillos pequeños que se sirven generalmente acompañando una bebida alcohólica. Hay dos historias o mitos de cómo surgieron las tapas españolas. Una tiene como protagonista al rey Alfonso XIII a Cádiz, donde le sirvieron una copa de vino tapada con una lonja de jamón para que no le entrara arena con el viento que soplaba en el momento. La otra versión dice que se había aprobado un decreto que todas las cantinas debían servir las bebidas alcohólicas acompañadas por pan o jamón ¨gratis¨, para que los trabajadores de los campos no volvieran a sus tareas borrachos. Se ponía el bocadillo en un plato y este servía de tapa a la copa. Puerta de Alcalá La puerta de Alcalá es uno de los símbolos urbanos más destacados de la ciudad de Madrid. Es un monumento que conmemora la entrada de Carlos III a la ciudad de Madrid como rey de España. Tiene la forma de un arco de triunfo, con cinco huecos. La puerta de Alcalá está hecha principalmente de granito y mide más de 20 metros de alto y 43 metros de ancho. Las decoraciones son diferentes en cada cara de la puerta. Están decoradas con escudos, figuras y capiteles. Puerta del Sol No esperes ver una puerta en la Puerta del Sol. Este nombre se debe a un espacio y no a una puerta. En este lugar se encuentran algunos puntos de interés: El Oso y el Madroño El oso fue desde la antigüedad un elemento típico de la ciudad de Madrid. En la Edad Media, cuando se fundó la ciudad, este animal habitaba en los montes cercanos. El agregado del árbol (madroño) y la creación del escudo municipal, según los historiadores, fue posterior. Se debe a un acuerdo adoptado por la Villa y la Iglesia en 1222 para repartir las tierras adyacentes. A la Iglesia le correspondían los pastos y a la Villa los bosques. El reloj de la Casa de correos Kilómetro cero punto donde comienzan las carreteras radiales españolas. Museo del Prado Es uno de los museos más importantes de Europa, pero para ser sincera, no tuvimos tiempo de ir a ningún museo, porque las colas eran larguísimas. Fuimos en Pascuas y había muchos turistas. Preferimos ir a Toledo, que pasar la tarde haciendo colas. Para más información sobre el museo, puedes visitar https://www.museodelprado.es/visita-el-museo Estadio Santiago Bernabéu Es el estadio del…

La entrada Tres días en Madrid – te mostramos los imperdibles se publicó primero en Lolo & Lali.

¿A quién quieres escuchar?

Últimos podcasts

Últimos artículos del blog