Skip to content

The Police T01 #22 El Vuelo de Yorch

Gordon Matthew Sumner, alias Sting, nació el 2 de octubre de 1951 en Wallsend, Northumberland, Newcastle. De madre peluquera y padre ingeniero, Gordon era el mayor de cuatro hermanos. El padre trabajaba en la central lechera y vivían entonces en medio de una extrema pobreza. Sting frecuentó una escuela católica, la St. Cuthbert Grammar School, dirigida por el padre Walsh, convencido defensor de los castigos corporales. El inquieto Sting pronto se hizo merecedor de los castigos del director.
La Grammar School era una escuela de preparación para entrar en la Universidad, mientras que la Secondary School era frecuentada por aquellos que querían obtener un diploma técnico para entrar en el mundo del trabajo. Gordon era el único muchacho del barrio que frecuentaba la Grammar School: en consecuencia, los demás chicos lo trataban como a un extraño. La vida en el barrio se fue haciendo dura, pero sus padres insistieron con aquel plan de estudios. Que Sting estudiara significaba para ellos un símbolo de reafirmación social, y no estaban dispuestos a permitir que su hijo abandonara los libros.
Su despertar musical, como en toda leyenda, es casi casual: un tío suyo que se marchaba a Canadá le regaló su guitarra. Pronto el chaval aprendió a tocar las canciones de The Beatles y The Rolling Stones. Luego pasó al jazz, tras pedir prestados algunos discos de Thelonious Monk, que, sin embargo, no le gustan mucho, más bien muy poco. A la larga, su fuerza de voluntad es premiada, y, al terminar su “minicurso”, Sting comienza a estudiar jazz, dedicando también atención al blues. Recordando aquel período, afirmará: “Éra como tomar una medicina, algo desagradable pero necesario”. Sting formó su primer grupo en la escuela con la intención de salir del anonimato.
La banda tocaba música rebuscada, interpretando temas de Monk y Fahey para una audiencia que, sin embargo, no estaba a la altura de tal sonido. Sobre su primer grupo, Sting dirá: “Éramos tremendamente precoces”. Fascinado por el sonido y por el ritmo, decidió cambiar de instrumento y se pasó a la guitarra bajo.

Booking.com

SOLO QUEDAN 12 PLAZAS, RESERVA YA!