Nat King Cole T04 #27 El Vuelo de Yorch

La música y la voz de Nat King Cole han perdurado en el tiempo. Su hija Natalie continuó el camino emprendido por su padre, convirtiéndose en una cantante de éxito por derecho propio, grabando un éxito póstumo al unir su voz con la de su padre en el gran éxito Unforgettable.
En los años 40, solo Sinatra le superó en éxito. Nat King Cole, uno de los mejores pianistas y cantantes de jazz de la historia, del que se dice que era el cantante favorito del presidente John F. Kennedy. Pero su éxito fue cosechado en la época de la segregación racial y sufrió las consecuencias de la misma, tanto por parte de la población blanca, como de la comunidad afroamericana.

La Frontera T04 #26 El Vuelo de Yorch

La Frontera siguen activos, tocando aquí y allá, por todos los rincones de la geografía española donde les reclaman, que son muchos. Son habituales en esos macroconciertos de encuentro de bandas legendarias de los 80 y 90 de la música española, en los que reproducen una y otra vez aquellos temas que les hicieron tocar el cielo del éxito. Amigos como Danza Invisible y La Guardia son recurrentes compañeros de escenario. Y se lo pasan de vicio, casi tanto como sus incondicionales, que acuden sin dudarlo a cada una de las citas.
Queda claro que la gran etapa del grupo abarcó desde su homónimo primer disco (con una portada homenajeando a Iggy Pop) hasta el disco en directo ‘Capturados vivos’ que les encumbró a lo más alto de las listas. Luego vino el bajón que supuso el cambio de gustos de la humanidad con el grunge, pero también ese acercamiento al pop de su cabeza pensante. La Frontera siguen paseando su música tras tantas décadas, y, a decir verdad, su legado ha envejecido bien pues eran diferentes a todo. Banjos, violines, harmónicas y velocidad rock les hicieron especiales, pero, ante todo, la tremenda personalidad de un tipo como Javier Andreu.

Diana Krall T04 #25 El Vuelo de Yorch

Una voz. Un piano. Guitarra y contrabajo. El lugar debería estar lleno de humo, pero el tabaco está prohibido. Así que la atmósfera es un poco menos densa, pero Diana la ocupa con su voz. Podría ser una de esas rubias sensuales y misteriosas que entraban en la oficina de un detective privado. La imagen no es una caricatura. Diana Krall, una blanca –lo que en el mundo del jazz es extraño– formada en la escuela Berklee de Boston, es tan perfecta que parece salida de un anuncio publicitario. Su único “defecto” es que además toca el piano y canta como los dioses.

Talking heads T04 #24 El Vuelo de Yorch

En uno de los mejores elogios posibles para este grupo, la diva africana Angelique Kidjo sintió enseguida la música de Talking Heads como africana y grabó Remain In Light quitando los sintetizadores ochenteros y utilizando instrumentos del continente negro.
Desde sus mismísimos comienzos, aquel grupo no se parecía a nadie más. Y precisamente esa imagen, que rechazaba de plano cualquier implicación con el rock, exenta de cualquier elemento cool y cimentada a base de vaqueros de camal ancho, camisetas y camisas vulgares y algún polo Lacoste como única licencia para la sofisticación, era la primer señal de ello. La segunda era un sonido extraño, minimalista, presidido por David Byrne, el hombre de la nerviosa figura, cuya guitarra sonaba más nerviosa aún que él.

Tracy Chapman T04 #23 El Vuelo de Yorch

Lo tenía todo para fracasar y que la machacaran en vida: era mujer, era pequeña, era negra, era cantautora de guitarra de palo, era feminista y era lesbiana. Total, nada. Y sin embargo, gracias a su enorme talento, supo abrirse paso a codazos en la escena del pop y del rock de los años ochenta, ese mundo tan blanco, tan masculino y con tanta testosterona.
Tres décadas y pico y tan solo siete discos más tarde, es probable que Chapman sea hoy, más que entonces, quien siempre quiso ser: una artista refractaria a los rituales de la fama y ajena a las fluctuaciones estéticas del mercado musical, dueña además de sus propios ritmos de edición. No es extraño que hayan pasado trece años desde el lanzamiento de su último disco, pues sabemos que para ella es tan importante la música como el silencio que le sigue.

Ella Fitzgerald T04 #22 El Vuelo de Yorch

Apodada “La Primera Dama de la Canción”, Ella Fitzgerald fue la cantante de jazz femenina más popular en los Estados Unidos durante más de medio siglo. En su vida, ganó 13 premios Grammy y vendió más de 40 millones de álbumes.
Su voz era flexible, amplia, precisa y sin edad. Podía cantar baladas sensuales, jazz dulce e imitar todos los instrumentos de una orquesta. Trabajó con todos los grandes del jazz, desde Duke Ellington, Count Basie y Nat King Cole, hasta Frank Sinatra, Dizzy Gillespie y Benny Goodman. (O más bien, algunos podrían decir que todos los grandes del jazz tuvieron el placer de trabajar con Ella). Actuó en los mejores lugares de todo el mundo y los llenó hasta los topes. Su público era tan diverso como su rango vocal. Eran ricos y pobres, compuestos de todas las razas, todas las religiones y todas las nacionalidades. De hecho, muchos de ellos solo tenían un factor vinculante en común: todos la amaban.

Green Day T04 #21 El Vuelo de Yorch

En sus más de 30 años de historia, la banda oriunda de Oakland escaló posiciones en el mainstream a base de hits al principio y de óperas rock después. Pero el camino de Billy Joe y compañía no siempre fue color de rosa. Aunque más en términos de popularidad que de creatividad, tocaron fondo después de alcanzar la cima y tuvieron que reinventarse más de una vez.

Chicago T04 #20 El Vuelo de Yorch

Tan amantes de las estadísticas, los estadounidenses han determinado que, tras los Beach Boys, Chicago es el grupo más popular del rock made in USA. Algo insólito por tratarse de una agrupación con base en el jazz de las big bands modernas. Chicago comenzó a escribir música rock cargada políticamente, y más tarde se movió a un sonido más suave, conocido popularmente como A.O.R., generando varias baladas de éxito. 100 millones de ventas, 21 canciones en el Top 10, cinco álbumes consecutivos en el número uno, 11 singles en el número uno y 5 singles de Oro. 25 de sus 37 álbumes han llegado a ser discos de platino. Si esto no es de mérito, que baje Dios…¡y que baile!

Roxy Music T04 #19 El Vuelo de Yorch

Fueron un verdadero ‘shock’ para la música pop en términos de vestuario, el canto de ‘crooner’ futurista de Ferry y su instrumentación radical, que combinaba rock progresivo, con Manzanera y Mackay, y modernismo experimental, con la electrónica no convencional de Eno.
Lo que está claro es que esta banda escribió un renglón importante en la historia de la música pop alternativa. En su momento no tuvieron grupos parecidos que continuaran con su propuesta, y tampoco tuvieron ni rivales ni competidores que les hicieran sombra, ellos únicamente fueron viejas estrellas del celuloide en un mundo futurista que se movían entre la decadencia más absoluta y el futurismo más cercano.