Caminantes – La piedra en seco en la Tramuntana – etapa 5 – 28/07/21

Hoy vamos a caminar por un lugar en el que se juntan dos Patrimonios de la Humanidad: la Sierra de Tramuntana y la piedra en seco. Estas construcciones tradicionales predominan en las zonas rurales de varios países europeos, entre ellos, en España. Y en Mallorca existe un itinerario dedicado a ellas. Es la ruta de la Piedra en seco. Hoy vamos a recorrer la etapa número cinco, la que conecta el refugio de Muleta con el de Tossals verds.
 

Caminantes – Georruta de Olatz – 23/07/21

En el geoparque de la Costa Vasca existen dos zonas muy diferenciadas: por un lado, se encuentran los acantilados y, por otro, el interior kárstico. Hoy vamos a recorrer una georruta por el interior, por el valle de Olatz. Vamos pasando por caseríos, contemplando un paisaje de encinas y prados, mientras disfrutamos de los valores culturales de este territorio de Euskadi.
 

Caminantes – De Somport a Jaca por el Camino de Santiago – 21/07/21

Recorremos la primera etapa del tramo aragonés del Camino Francés según el Codex Calixtinus, unos 30 kilómetros que separan Somport y Jaca. En la ruta, nos encontramos con las ruínas del hospital del Santa Cristina y nos detenemos en Canfranc Estación, Canfranc, Villanúa, Castiello de Jaca y Jaca. Además, desde AMC-Santiago, nos ofrecen consejos sobre nuestra compañera de ruta: la mochila.
 

Caminantes – De ruta por Serra da Estrela – 16/07/21

En Serra da Estrela, en la región Centro de Portugal, se encuentran las últimas montañas del sistema Ibérico. Un territorio de valles glaciares y rocas graníticas, atravesado por grandes ríos y salpicado de pequeñas aldeas. Uno de los municipios de este parque natural es Manteigas, una villa de casas blancas, a los pies del valle del río Zézere, rodeada de vegetación y pastos verdes. Nos trasladamos hasta allí para recorrer la ruta del Macizo Central que nos lleva cerca del punto más alto de Portugal continental: La Torre.
 

Caminantes – Ruta por las aldeas históricas de Portugal – 14/07/21

En la región Centro de Portugal, cerca de España, existen 12 pueblos fronterizos que guardan una historia común de luchas y batallas. Son las Aldeas Históricas de Portugal. En ellas se conservan castillos, fortalezas y torres que sirvieron durante tiempo para defender la frontera más antigua de Europa. Un ruta conecta estas 12 aldeas, mientras nos muestra el paisaje de los alrededores.
 

Caminantes – Georruta Talaia – 09/07/21

El geoparque de la Costa Vasca se encuentra entre el mar Cantábrico y las montañas. Es un territorio pequeño, pero con un valor geológico enorme. Hoy vamos a recorrer un sendero costero, la georruta Talaia, que va pasando por acantilados, calas y miradores, mientras nos descubre el flysch, 60 millones de años de historia geológica.
 

Caminantes – Laguna de Salicor – 07/07/21

Algunos paisajes cambian totalmente a lo largo del año. Es el caso de la laguna de Salicor, en Campo de Criptana. En los meses fríos, se llena de agua y se convierte en un paraíso ornitológico y, durante los meses cálidos, se seca y se transforma en un salar que recuerda a un circuito de carreras. Nos acercamos a ella por dos rutas: la que arranca en Campo de Criptana y el sendero de los Cantareros.
 

Caminantes – Ruta de los Milagros de Nazaré – 02/07/21

Hoy vamos a caminar entre playas y acantilados, recorriendo también las calles de una de las villas pesqueras más bonitas del Centro de Portugal: Nazaré. En su costa, el Atlántico despliega toda su fuerza y crea olas gigantes que aprovechan surfistas de todo el mundo. Nuestra ruta comienza junto al Santuario de Nuestra Señora de Nazaré, uno de los centros espirituales del país.
 

Caminantes – Los pozos de El Toboso – 30/06/21

El agua es un bien preciado, sobre todo cuando se carece de ella. Y hay todo tipo de construcciones que sirven para hacer acopio: pantanos, albercas, pozos… Hoy nos acercamos a El Toboso, a Ciudad Real. Allí, la falta de agua hizo que se construyesen una serie de pozos, que se usaban para el regadío, para el ganado o para las personas. Más allá de su utilidad, sus brocales, muchos del siglo XVI, son de una belleza enorme. Los recorremos caminando.