¿Qué puede hacer mi cerebro por mí?

En esta ocasión comenzamos una nueva andadura, una nueva etapa que da continuidad a las anteriores con añadidos novedosa. Se trata de un nuevo tipo de herramientas muy en la línea de las habituales y que, sin embargo, va un punto más allá. En esta nueva sección pongo a tu disposición nuevas herramientas descargables. Se trara de: reflexiones, lecturas e información sobre qué es tu cerebro, quién eres tú y cómo poder poner a tu cerebro a trabajar para ti sin tener que ser simplemente usado por él.  Son añadidos a mis colaboraciones en matèria de psiconeurodesprogramación, liberación emocional, toma de consciencia y neurociencia que, un martes al mes, realizó para Gabriela Olivera en su programa de televisión Matices del Alma de la emisora gooTV. Aprovecho para dejarte este programa en podcast aquí.

¿Qué tenemos hoy de Menú? En esta ocasión empezamos hablando de una gran herramienta que tenemos infrautilizada: el cerebro. No obstante, al contrario de lo que se piensa, no solo usamos el 10% de nuestro cerebro, sino que el cerebro está siendo utilizado al 100% en cada instante. Aunque, es muy distinto aporrear las teclas de un piano que llevar el piano más allá de sus límites.

¿Qué es nuestro cerebro y quién soy yo?

El propósito de estas nuevas herramientas son las de tomar consciencia de que, quizás, hay una brecha entre la cantidad de información que tenemos disponible a nivel científico y la que nos llega realmente a nuestro día a día. Salen libros, revistas, papers, documentales y, no obstante, el hombre de a pie dice: está muy bien toda esta información, y ahora ¿Qué hago con esto? ¿Cómo usar tantos libros de cocina si no sé ni encender el fuego? Seamos más claros, en el día de hoy vamos a plantearnos de forma sencilla herramientas que nos lleven a la posibilidad de comprender quién es el cerebro y quién soy yo y plantearnos si el cerebro me usa a mí o soy yo el que traspasa los límites aparentes de mi cerebro.

Lo primero que tenemos que pensar es que el cerebro es una herramienta potente que está en constante transformación y remodelación.

El cerebro es un órgano, un transistor, una entidad ordenadora de consciencia que, no solo interpreta el mundo que cree ver o que percibe, sino que lo configura y lo recrea según está percepción que la mente válida. Configuramos nuestro cerebro con las ordenes conscientes e inconscientes qué validamos y sostenemos en la mente. Para ello debemos de recordar que nuestra mente inconsciente, lugar donde se ubican los programas y creencias más arraigados, es en definitiva, lo que denominamos cuerpo y el 97 al 95% de lo que nos conforma. A partir de ahí, funciona como un ordenador. Imagínate un ordenador al que se le instalan muchas órdenes o programas diferentes. Al día siguiente se les da a enter y se activan olvidándonos de lo que los crea, nuestras ordenes, nuestros pensamientos. Nosotros funcionamos con estos programas activados por las creencias que validamos en nuestra mente inconsciente.

Pero ¿qué pasa si estas órdenes ya no nos sirven?, ¿y si están desfasadas?, ¿y si eran para otro sistema operativo y ya no funcionan o me entorpecen?

 

Como hemos visto en numerosas ocasiones, las creencias y programas no se valen del presente. Son archivos de información por medio de los que interpretamos el mundo, llevando nuestro pasado hacia nuestro futuro, si nos dejamos dirigir por ellos. El presente es una toma de decisiones diferente que surge de asumir toda esta información y crear algo nuevo con ella en coherencia con lo que nos sugieren. Ésto es, lo que pensamos, lo que decimos, lo que sentimos, lo que hacemos en decisión coherente y alineada. En el ejemplo del ordenador sería una revisión coherente y consciente de estos programas reactualizándose en cada instante.

 

Desde el piloto automático inconsciente vamos hipnotizado sin pensar creando más de lo mismo

Los pensamientos que tenemos no son reales ni nuestros, sino que son fruto de archivos que mantenemos y que, quizás después de un tiempo ya no tiene sentido. Revisar la coherencia o el sentido de esos programas que validamos, esas ideas, es esencial. La creatividad es el arte de soltar las las certezas y es allí donde reside el verdadero aprendizaje. Imagínate que llevas 10 años levantándote a las 6 de la mañana cada día. Pero, ¿ y si ahora que trabajas cerca de casa y no lejos como antes es más coherente cambiar esa hora del reloj a una que se alinee con todos los nuevos datos objetivos? Siguiendo el ejemplo, alinear datos como tu biorritmo, la proximidad, los nuevos requerimientos y necesidades, tus gustos etcétera. No podemos ver las nuevas soluciones si no nos paramos a observar sin juicio aquello que estamos validando sin temerlo, huirlo o rechazarlo.

No se trata de sostener sin causa, se trata de observar el sentido y tomar decisiones.

 

Un ejemplo claro es el de los actores. Los actores tienden a observarse para poder identificar los comportamientos automáticos que tienen y saber qué están expresando. Observar sin analizar, ser conscientes de qué expresan para saber si le sirven su día a día para ese papel que han de representar. Por medio de la observación, es posible transformarnos y pasar lo inconsciente al consciente y posteriormente a lo autoconsciente

Las sensaciones con una etiqueta perceptiva se convierten en programas de memoria llamados emoción. Estos programas sesgan nuestra visión. Meditar es finalmente observar  sin juicio, obteniendo información para ser consciente de aquello que válido, sin analizarlo. Nos lleva a permitir que esto, en coherencia, me transforme, soltando aquello que ya no me aporta. Todo el proceso tiene lugar en regiones diferentes del cerebro, con actividades cerebrales muy distintas a cuando estamos sometidos a los neuroquímicos de estrés surgidos de un patrón validado por la mente condicionada.

Integrando la aparente brecha entre dos aspectos del mismo mundo

Volviendo al punto de inicio, hoy en día es posible observar una aparente brecha entre lo que nos llega y lo que podemos utilizar en nuestro día a día sobre neurociencia, cerebro, mente y toda esta terminología. Es decir, ¿qué hago con toda esta información en mi día a día? ¿Acaso alguien te dijo que, como tu cerebro no distingue lo virtual de lo real, cuando estás pensando en planchar, efectivamente estás planchando? ¿Qué pasa sí postergas es actividad pero prosigues pensando en ello durante 5 horas en las que crees descansar. ¿Crees que tendrás la misma energía que si decides ponerte a planchar sin juicio, dándote la experiencia, en presente o si simplemente sueltas esos pensamientos? Sí yo llevo 3 horas pensando en un examen, experimentaré ya los efectos de ese estrés. Experimento los pensamientos y el cansancio de estudiar con ese estrés durante 3 horas ya.  En este punto es interesante recordar que el estrés no es una causa externa.

El estrés es una actitud interna que se expresa mediante las válvulas de escape qué proyecto en lo externo como excusa.

 Como apuntábamos inicialmente, hace años se nos decía que solo usamos un 10% del cerebro. Esta afirmación es falsa. El cerebro está siempre operando al 100%. No obstante,existe diferencia entre usar una herramienta al mínimo o sobrepasar sus límites dándole  órdenes que lo remodelen y que nos lleven a que el cerebro de más de sí, según lo que le pidamos conscientemente. Llegados a este punto. la capacidad de neurogénesis adulta y neuroplasticidad son palabras indispensables para comprender la transformación, reordenación, capacitación y capacidad auto sanadora del cerebro. Además, la poda y regeneración o el de fortalecimiento neuronal serán otros puntos imprescindibles para comprender qué está haciendo el cerebro por nosotros o para nosotros. Todo lo anteriormente citado nos pone a la vez a nosotros como líderes, creadores, profesores y usuarios de nuestro cerebro.

Líderes, creadores, profesores y usuarios

Para ordenar o pedir a nuestro cerebro determinadas acciones debemos de tomar consciencia de qué estamos validando ahora. Qué es lo que vemos que aparentemente no queremos ver en nuestras vidas. Como decimos siempre, la coherencia entre lo que digo, pienso, siento, hago y la introspección y autoindagación es fundamental. Ahora bien, si uno se cuestiona si realmente somos nuestro cerebro o, quién dirige a quién, tenemos que pasar a realizar otro tipo de preguntas.

Nosotros no somos nuestro cerebro. El cerebro es una herramienta y nosotros el director de orquesta. El cerebro es una interfaz, un transistor que canaliza información. No obstante, es la conciencia la que da instrucciones. Si uno cree que es su cerebro, quedaría completamente limitado a las funciones físicas de éste.

Si uno se da la oportunidad de preguntarse, observar y experimentar quién es el que da las órdenes, se abre un mundo de creatividad ilimitada a su alrededor.

Somos líderes porque damos órdenes conscientes o inconscientes pudiendo crear nuevas rutas de información, conexiones neuronales, canales teniendo nuevas experiencias conscientes y validando conscientemente nuestros pensamientos. Somos usuarios porque mantenemos en funcionamiento este cerebro.Nos valemosde sus capacidades enviando instrucciones conscientes o inconscientes y obteniendo resultados. Somos creadores porque podemos crear esas conexiones y podemos regenerar o refortalecer estas conexiones. No debemos de olvidar que, conexiones neuronales que se activan juntas se refortalecer juntas, según nos dice la ley básica de la neurociencia o ley de Hebbs.

Estas conexiones filtran y reconfiguran el mundo que creemos ver en base a las experiencias y conocimientos vividas, interpretadas o albergadas en cualquiera de los tres inconscientes (individual, de clan o social).

Somos profesores porque podemos capacitar a nuestro cerebro nutriéndolo constantemente de ideas, sabiduría extraídadela asimilación del programa y, nuevos conocimientos o experiencias para tenga nuevas funciones. Por ello las palabras neurogénesis, poda y neuroplasticidad son indispensables. Además, tiene un especial interés para los aparentes problemas que nos presenta las aparentes pérdidas de funciones.

El cerebro según patrón o creación ¿Huida o aceptación?

Me parece muy interesante hablar de dos ejemplos para ver la diferencia entre órdenes conscientes al cerebro y sus diferentes resultados. Por ejemplo, Nelson Mandela o, el caso de Audrey Hepburn y Guido, en las películas Desayuno con Diamantes y La vida es bella. Son ejemplos que hemos mencionado en herramientas diarias de instagram. De hecho, te invito a que disfrutes de cada reflexión, herramienta y vídeo cada día, tanto en instagram, como Twitter y facebook. Recuerda que las redes sociales están ahí para poder ofrecerte más valor y de más calidad, comunicarte e interaccionar. Es un método óptimo para interaccionar y que todos aprendamos al máximo y podamos ofrecer contenidos de calidad y utilidad mayores.

El caso de Nelson Mandela

En el caso de Nelson Mandela, este proceso podría verse como un paso de inconsciente a consciente y, posteriormente autoconsciente. Inicialmente, durante los 10 años de cárcel, sostenía el pensamiento: nunca podré salir de aquí. Esto lo hacía pensar bajo las limitaciones de la mente condicionada y seguir en un patrón como una rueda de hámster. No obstante, llega un día en el Nelson comienza a hacerse las preguntas adecuadas. Comienza a enviar nuevas órdenes a su cerebro. Bajo esta tesitura, su cerebro comprende que ha de buscar soluciones. Pasa a acceder a un espacio colmado de infinitas posibilidades. El proceso tiene lugar del siguiente modo: la mente analítica se relaja. La actividad de la neocorteza se calma. Cuando el parálisis por análisis producido por las ondas beta altas de supervivencia se relajan, uno se encuentra más atento, más sereno, concentrado, dispuesto y con la mente abierta. Al bajar la actividad de la neocorteza el lóbulo frontal se activa automáticamente. La actividad sináptica de la neocorteza baja y baja el volúmen de los circuitos cerebrales que se centran en tiempo y espacio.

El cerebro cambia sus ondas de alta frecuencia por las ondas alfa,más lentas, serenas, creativas y equilibradas. Has trascendido el estado de supervivencia.

El lóbulo frontal empieza a buscar soluciones actúa como un radar, un escáner, una vez que la consciencia mandar las indicaciones adecuadas. Por ello siempre decimos que no tomamos decisiones drogados por estadios emocionales/programas/sintiepensaciones fuertes. Se trata de experimentar el efecto de una mente con un nuevo sistema de pensamiento. Cuando experimentas esto, el cerebro crea una imagen holográfica nueva que, configura un nuevo modelo de realidad para ti. A partir de aquí se instalan nuevos circuitos neurales.

Los pensamientos nuevos crean nuevas imágenes al movilizar los neurotransmisores que activan las redes neurales. Esto te hace experimentar nuevos efectos. Esta imagen transmite una nueva información gracias a un torrente de sustancias químicas en respuesta a estos neurotransmirores. Este torrente de sustancias es información llamada neuropétidos. Los neuropéptidos comunican un mensaje a las glándulas, como consecuencia estas acaban secretando un mensaje hormonal distinto. Esto es pasar de superviviencia a creación. En el ejemplo de Nelson, pasa de dar por hecho su vida atrapado en una cárcel a preguntarse ¿Qué pasaría si pudiera salir de aquí? ¿Qué haría fuera? ¿Para qué necesito salir? ¿Qué siento que debo de hacer fuera que no puedo hacer aquí?.

Salir de radio patrón o sintiepensación al mundo de la creación/creatividad presente

El patrón propaga ideas pasadas, caducadas, interpretadas desde el presente hacia el aparente futuro. El patrón se basa en un hipotético pasado o la interpretación de este, no deja lugar para que ocurra algo nuevo. No se trata de imaginar estar en otra situación. Se trata de comprender esa situación, de entender que me está mostrando de mi pasado y que siento qué debo de hacer para vivirla de un modo diferente. Todos tus pensamientos y decisiones conscientes e inconscientes me han llevado a  esta situación.

¿Qué pasos he de revisar para comprender y trazar nuevos pasos? El sentido de la situación no es dejarse influir por ella. No se trata de negarla. Para seguir adelante aprendiendo a dividir he de comprender primero la multiplicación. Para crear algo diferente habré de comprender la información de un patrón. Transcender es vivir de otra manera, decidir de nuevo cómo vivir algo, tomar nuevas decisiones coherentes asumiendo nueva información. Hacer el examen pendiente con ese recurso o aprendizaje y vivirlo de otra manera.

Observando a Guido

En este ejemplo podemos mencionar al personaje de Guido en la película la Vida es Bella. Un ejemplo de cómo acceder de la mente condicionada a la mente ilimitada y trascender las situaciones repetitivas del patrón sin esperar que sea diferente. Vivir una circunstancia de manera diferente no requiere tiempo sólo decisión. Guido, al igual que el hombre en busca de sentido, no niega la situación que experimenta, sino que se da completamente a ella. Experimenta la situación y decide darle un significado completamente distinto, recapacitando esa situación. Se trata de ser lo más útil posible para él y sus semejantes. Guido llena de color y sentido esa experiencia, a la vez que trasciende los posibles traumas que pudieran existir en la vida de su hijo por rechazo, incomprensión, escape etcétera.

Observando a Holly

En Desayuno con Diamantes asistimos al ejemplo opuesto. Audrey Hepburn en el personaje de Holly realiza un movimiento completamente contrario. Pareciera basarse en un mundo de fantasía, no obstante es una irrealidad. Utiliza un mundo de fantasía para evadirse de la realidad. Audrey niega lo interno y se aferra a lo externo. El universo de Holly no sobrepasa lo vivido, sino que que rechaza. Holly huye de las situaciones pasadas vividas, creándose un nuevo yo que aparenta comenzar de nuevo con diligencia, pero que de nuevo no tiene más que lucha y esfuerzo condicionado por lo aparentemente viejo que sostiene. Huye constantemente cayendo en lo mismo. Holly se pasa toda la película siendo un hàmster en su propio laberinto. Muchas veces no comprendemos que en lo sutil está la magistral diferencia.

La sutil diferencia entre imaginar y crear o sostener la irrealidad

Guido acepta esa experiencia no la rechaza. Guido no ve el caballo de su tío y le dice esto no existe. Guido es capaz de reírse de lo absurdo incluso teniendo que experimentar las consecuencias de la necedad de la supervivencia y el posicionamiento de la locura humana.Guido acepta esa humanidad como buenamente puede. Es capaz de hablar de ella, no la rehuye, la transforma amorosamente sin generar odio. Guido puede hablar con los Nazis sin generalizar lo que experimenta, como con el médico. Guido puede empatizar con los niños sin traspasar y propagar las emociones negativas que a él le dirigen. Guido tenía un propósito más allá de la supervivencia, era la transcendencia. Guido creía firmemente en la continuidad del amor y del fruto del amor: sus enseñanzas, su pensamiento, su hijo y su mujer. Holly necesita buscarse un mundo alternativo paralelo y otra personalidad que le resulta más cómoda. No obstante, en sus pesadillas o en sus momentos de crisis, todos esos programas no trascendidos resurgen con fuerza creando sus dramas, de los que vuelve a huir.

¿Intención y atención en pesadillas y escenarios terroríficos o en el amor?

Cuando uno se encuentra en un estado inconsciente, la mente reactiva y visceral está dirigiendo el cuerpo, la intención y la atención. Nada nos dice de estados cognitivos superiores o del uso del cerebro superior para atajar el asunto. En nuestro inconsciente podemos sentirlo cómo emociones fuertes sin saberlo: se traduce en sentir irá, culpo, me culpo, grito y no obstante, no soy consciente no me doy cuenta. Me identifico con este estado, con esa emoción y con esa personalidad. “yo soy así”.  Siento que soy ese estado. No puedo observar e ir más allá.

Cuándo comienzo a observar a la mente que va a reaccionar, puedo observar cómo desaparece la intención a reaccionar o la crueldad y carga emocional con la que reaccionó. Ser consciente de esto es un punto importante para desapegarse del constructo de la personalidad y atravesar el cascarón. La mente reactiva está siendo observada por la mente contemplativa. No se tratan de aspectos separados. Se incluyen, no se rechazan. Al igual que mi yo de 33 años incluye a mi yo de ayer, mi yo de 20 años y mi yo de 1 año, la mente contemplativa incluye a la mente reactiva y la traspasa. Es lo que el Dr David R Hawkins denomina: observar desde estados superiores de consciencia para poder trascender. Toda la vida lo hemos llamado desapegarse, no tomar decisiones en caliente o, alejarse de una situación.

La decisión de observar al que reacciona

Cuando voy más allá empiezo a preguntarme qué me dice esta situación de mí, qué me dices tú/esto de mí, para que siento irá, por qué me siento culpable o para qué me siento culpable. Entonces pasamos de inconsciente a autoconsciente. No obstante, hay un estado intermedio: el consciente. El consciente es puramente observación. Soy consciente de que me siento culpable. Soy consciente de que siento irá.  Soy consciente de que estoy sonriendo. Este estado es descriptivo, no nos da información más allá.  Somos conscientes de la información pero no sabemos qué hacer con ella a no ser que la integremos.

Integran la información radica en desprenderse de la carga emocional. Se trata de soltar el decidir bajo una emoción fuerte, creando más tiempo y más de esa emoción o emociones consecuencia.Al rendirse a hacer consciente el inconsciente se puede obtener la sabiduría de la información que la emoción conlleva. Esto sólo se puede hacer: observando, integrando como aprendizaje, siendo honestos con una perspectiva de toma de consciencia (no analítica), sin juicio y con la decisión y determinación de ir hacia delante.

¿No es acaso lo mismo analizar que ser consciente?

Ya hemos visto que no lo es. Como hemos dicho, ser consciente es observar una información sin dejarnos definir por ella. Analizar es emitir juicios de aquello que soy consciente y, esos juicios están determinados por mis ideas pasadas acerca de ese hecho. En consecuencia, por medio del sobre análisis, la mente analítica se enfoca más en aquello que sucede en lugar de solucionar el problema. Cuando la mente analítica está dirigida por el ego, es decir por emociones de supervivencia, filtros mentales y programas de miedo, está demasiado ocupada en sobrevivir. En supervivencia ya hemos visto que no puede crear algo nuevo ni obtener nuevas respuestas. La mente analítica va a barajar qué condiciones de las ya conocidas son aquellas que nos sirven y, ten por seguro que estas condiciones van a ser las mismas de siempre.

Como decimos habitualmente si tengo un león detrás no voy a barajar nuevos caminos.

Tomar consciencia es tomar una información objetiva comprender que somos libres para tomar nuevas decisiones, rendirnos a la honestidad de experimentar sin saber. Permite que los nuevos conocimientos las nuevas experiencias afloren a través de esta experiencia. Experimento, soy consciente de lo que siento y sigo adelante sin dejarme condicionar por ello. Como decía Confucio: Si ya sabes lo que tines que hacer y no lo haces estás peor que antes. Visto lo viso podríamos traducirlo en algo así: si usted sabe lo que siente, sigue sintiendo lo mismo, sigue pensando lo mismo, sigue haciendo lo mismo y es consciente de que no le funciona entonces usted quizás no está mejor que antes. Pero ¿acaso sabe alguien lo que es mejor y peor? lo que es seguro es queno queda lugar a la queja y discernimiento. Gracias por compartir este instante, espero de corazón haberte sido útil.

⭐Herramientas adicionales y artículos

¿Qúe pasa Cuando decides bajo los efectos del estrés, el temor, el miedo y la desconfianza…?

¿Apego y carencia o abundancia y amor? ¿Responsabilidad o culpa?

¿Tomo decisiones drogado?

⭐Programas inconscientes y desplazamientos

¿cómo accedo al inconsciente? Las raíces del inconsciente se muestran en las hojas del consciente

La conducta no es causa, es consecuencia de la mentalidad o sistema de pensamiento

¿Eres libre o tomas una decisión con el león hambriento pisándote los talones?

Psicoanálisis, epigenética y desplazamiento de enfermedad: La realidad manifiesta lo que la mente sostiene

¿La decisión como motor de transformación o verdadera acción?

Ansiedad, honestidad y coherencia 

Tomar decisiones con metáforas sencillas

⭐Sobre las emociones a nivel técnico y práctico

¿Cómo se crea una creencia y un programa?

Superpoderes y emociones

Gestión enocional vista siempre como liberación, no como control emocional.

Desprogramar la emoción 

Diferencia entre aceptación y resignació

Ejercicio de liberación emocional y síntomas biológicos

Cómo nos condiciona físicamente el programa de emoción

Liberación emocional y toma de decisiones verisión fácil vol.2 

Qué es el vacío emocional y la depresión. ¿Vacío emocional o  realmente abundancia de engramas, condicionamientos, programas?

⭐¿Raquel mi genética me condiciona?

⭐Vol 1. Intro sobre el ADN aquí

⭐Vol 2. Hablando de epigenética y expresión aquí 

 Vol 3. Neuronas espejo, ley de Hebbs y emociones

La entrada ¿Qué puede hacer mi cerebro por mí? aparece primero en Creando Realidades.

¿A quién quieres escuchar?

Últimos podcasts

Últimos artículos del blog