Octubre 2018
Este ha sido el primer viaje en avión en silla de ruedas solos. Tuvimos una primera experiencia en grupo a Gran Canaria, y quitado el miedo, adelante.
El vuelo sin problemas y a la llegada nos estaba esperando el transfer adaptado hasta el Hotel Vulcano.

La llegada a recepción impresionante y la atención inmejorable, con una copa de champan mientras terminábamos el trámite de recepción.

 

Recepción
Recepción

Mientras terminaban de preparar la habitación tomamos algo en el bar de la piscina y el camarero nos preguntó si acabamos de llegar (los únicos vestidos de paseo nosotros) y nos dice que no nos preocupemos que él nos avisaba cuando estuviese lista la habitación, y dicho y hecho, esperándonos en la habitación con las maletas. Servicio magnifico que se mantuvo durante toda la estancia.
La habitación perfectamente adaptada y con unos detalles que se mantuvieron durante toda la estancia.

Baño adaptado de la habitación
Baño adaptado de la habitación
Detalles
Detalles

La situación de las habitaciones adaptadas es magnífica, porque están todas en la misma cota de la piscina (adaptada y climatizada) y el comedor (con mesas reservadas para usuarios de sillas de ruedas), rodeadas de una zona verde.

Zona de las habitaciones adaptadas
Zona de las habitaciones adaptadas
Piscina adaptada y climatizada
Piscina adaptada y climatizada

Aunque el hotel es perfecto para descansar, los alrededores te permiten largos paseos a lo largo de la costa y disfrutar de todo tipo de servicios.

Paseo marítimo
Paseo marítimo
Zona de hoteles
Zona de hoteles

Por la noche se puede disfrutar de todo tipo de servicios, con un buen ambiente.

Ambiente nocturno
Ambiente nocturno

Como resumen: Hotel perfectamente adaptado, Paseos al borde del mar magníficos para rodar, zona con buen ambiente para alternar con el relax del hotel. Recomendable 100%. Volveremos.

Post escrito por Carlos Cerrón

¿A quién quieres escuchar?

Últimos podcasts

Últimos artículos del blog