Parajes naturales nacionales para descubrir el avistamiento de aves y alojarte al aire libre.

MADRID, 21 de octubre de 2021 – Con la llegada del otoño, la naturaleza nos permite participar de la transformación de sus colores, flora y fauna: los campos pierden el amarillo propio del cereal que han lucido durante los meses estivales y, en la mesa, los tomates y las sandías dejan paso a las castañas, las moras y las setas. Por su parte, las aves migrantes abandonan Europa en búsqueda de latitudes más cálidas: octubre es, por excelencia, el mes favorito de los aficionados al avistamiento de aves.

Conocido como orniturismo, aviturismo o turismo ornitológico, España es uno de los lugares más privilegiados del mundo para observar este espectáculo natural: se trata del país europeo que más superficie de Zona de Protección Especial para Aves (ZEPA), con un total de 15 millones de hectáreas repartidas en 657 zonas a lo largo de toda la geografía. Debido a la amplia riqueza del ecosistema propio de la Península Ibérica, tendrás más de un dilema en decir qué y dónde verlo: grandes rapaces en cumbres escarpadas, aves acuáticas en alguno de los humedales o pájaros esteparios en alguno de los muchos parques y reservas con los que cuenta la geografía de nuestro país.

Los datos recogidos por Pitchup.com, la plataforma líder en Europa en alojamientos al aire libre, muestran que las reservas en octubre han aumentado, hasta el momento, en un 123% respecto al mismo mes de 2020. Por ello, si quieres disfrutar un año más de la maravillosa experiencia del orniturismo (o iniciarte en ella), te proponemos los mejores establecimientos en los que reservar ya tu estancia para que solo tengas que preocuparte por observar e identificar el hipnótico vuelo de las aves. Prepara la tienda de campaña, átate bien fuerte las botas de montaña, carga la batería de la cámara de fotos y no te olvides de unos buenos prismáticos para disfrutar de este verdadero festival de la naturaleza que acaba de comenzar.

  1. Las cigüeñas, buitres leonados o águilas de Cáceres.

Monfragüe, en la provincia de Cáceres, es uno de los lugares referentes para la observación de aves en España. Tanto que cada año es sede de la Feria Internacional de Turismo Ornitológico. La cigüeña negra, el buitre leonado, el águila imperial o el águila culebrera son algunas de las especies que podrás avistar en este lugar. En el centro de la reserva de la biosfera y a 20 minutos del parque natural, el Camping Parque Natural de Monfragüe es la mejor opción para disfrutar de estas grandes aves en su hábitat.

  1. Las 200.000 aves acuáticas del Parque Nacional de Doñana.

En cualquier plan que tenga que ver con naturaleza, no puede faltar una mención especial al Parque de Doñana, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y donde cada año se celebra la Feria Internacional de las Aves Doñana Birdfair. Sus marismas generan un ecosistema único en la península y, cada año, hasta 200.000 aves acuáticas hacen de ellas su hogar durante la migración. Si quieres ver abubillas, garzas imperiales, cormoranes y otras 300 clases de aves, puedes reservar tu estancia en Camping Media Sidonia.

  1. El segundo mayor humedal de España, en Tarragona.

A su llegada al Mediterráneo, el río Ebro genera el segundo mayor humedal de España, tan solo por detrás de Doñana. Entre los muchos atractivos de este paraje, se encuentra una amplia presencia de aves: aquí viven todo el año 95 especies, que aumentan durante las épocas de migración y reproducción. En total, por el Delta del Ebro pasan en torno a 360 de las 600 especies de aves registradas en Europa. Para contemplar este paraje, puedes alojarte en Camping Ampolla Playa.

  1. El ecosistema único del Parque Nacional de las Islas Atlánticas.

Se trata del único Parque Nacional de Galicia, y posee una riqueza de flora y fauna sin parangón en el resto del territorio nacional. Su flora, aunque escasa debido a las extremas condiciones del lugar, posee un gran valor ecológico al tratarse de especies exclusivas de este ecosistema. Entre las aves que podrás observar se encuentran la gaviota patiamarilla, el cormorán moñudo, el alcatraz o el halcón peregrino. Para visitarlo, nada mejor que alojarte en Camping O Muiño, desde donde podrás ir en barco hasta las Islas.

  1. Las más de 100 especies del Parque Natural Marismas de Santoña, Victoria y Joyel.

El espacio, de más de 6.600 hectáreas, constituye la mayor zona húmeda de la Cornisa Cantábrica y del norte de la Península Ibérica, siendo fundamental para la invernada y migración de numerosas especies. En total, se pueden observar más de 130 especies. Entre las migrantes, destacan el silbón europeo, la garceta común o el zampullín cuellinegro. La espátula común es otra de las visitantes asiduas de este parque y se estima que un tercio de los individuos europeos de esta especie pasa por Santoña durante cada migración. Puedes reservar una estancia en Camping Playa el Regatón para estar muy cerca de este paraíso de su avifauna.

  1. Avistamiento de aves en barco en el Parque Natural L’Albufera, Valencia.

El Parque Natural de La Albufera es una laguna costera somera situada al sur de la ciudad de Valencia. Como buen humedal, es cobijo de numerosas aves acuáticas, que pueden observarse desde uno de los barcos tradicionales que surcan sus aguas. Podrás identificar ejemplares de garza, cuchara común o charranes. Puedes descansar después de un día de observación y cenar un buen arroz en Camping Coll Vert.

El principal lago salino de Europa, Zaragoza y Teruel.

A casi 1.000 metros de altitud se encuentra el principal lago salino de Europa occidental. Cuenta con más de 220 especies de aves, entre las que destacan buitres, águilas, grullas, abubillas y fochas. Es el segundo enclave de aves acuáticas de España, solo por detrás de Doñana. Desde octubre hasta mediados de diciembre, es el mejor momento para visitar este lugar, así que reserva ya una estadía en Camping Las Corralizas.