Michael Jackson T01 #28 El Vuelo de Yorch

Michael Joseph Jackson nació el 29 de agosto de 1958. Octavo de los diez hijos de la familia Jackson, una familia afroamericana que vivía en Gary, Indiana. Su madre, Katherine Esther Scruse, era una devota testigo de Jehová que tocaba clarinete y piano. El padre de Michael, Joseph Walter “Joe” Jackson, un ex boxeador, era un trabajador del acero en U.S. Steel. Joe actuaba como guitarrista en una banda local de rhythm and blues, los Falcons, para complementar los ingresos de la familia. Michael creció con tres hermanas (Rebbie, La Toya y Janet) y cinco hermanos (Jackie, Tito, Jermaine, Marlon y Randy).
Jackson tenía una relación problemática con su padre. En 2003, Joe reconoció que regularmente lo azotaba siendo niño. Jackson declaró que en su niñez fue abusado física y emocionalmente durante los ensayos interminables, aunque afirmó que la disciplina de su padre jugó un papel importante en su éxito. Su profunda insatisfacción con su apariencia, sus pesadillas y sus problemas crónicos de sueño, su tendencia a ser hiperobediente, especialmente con su padre, y a permanecer como un niño en la edad adulta, son considerados como efectos del maltrato que sufrió cuando era niño.
Desde temprana edad Michael demostró interés por la música. En 1964, Michael y Marlon se unieron a los Jackson Brothers, una banda formada por su padre, que incluía a los hermanos Jackie, Tito y Jermaine como músicos de reserva tocando congas y pandereta.
En 1965, Michael comenzó a compartir la voz principal con su hermano mayor Jermaine, y el nombre del grupo fue cambiado a los Jackson 5. Al año siguiente, el grupo ganó un importante show de talentos locales con Jackson interpretando el baile del éxito de 1965 de Robert Parker “Barefootin’”. De 1966 a 1968 realizaron una gira por el Medio Oeste, actuando como teloneros de artistas como Sam & Dave, the O’Jays, Gladys Knight y Etta James.
Los Jackson 5 grabaron luego varias canciones, incluyendo su primer sencillo «Big Boy» en 1968. Rolling Stone describió más tarde al joven Michael como un “prodigio” con “abrumadores regalos musicales”.