EL ENTRETENIMIENTO, LA CULTURA Y LAS ARTE

    1.1.  El entretenimiento de calidad.

    1.2.  Espacios de entretenimiento

      1.2.1. Espacios de Ficción

      1.2.2. Programas infantiles
      1.2.3. Retransmisiones y programas deportivos 1.2.4. Concursos
      1.2.5. Otros programas de entretenimiento

CARACTERISTICAS DEL LENGUAJE RADIOFONICO

     

   2.1. Informativos.


            2.1.1. Géneros informativos

              2.1.1.1. La noticia

              2.1.1.2. La crónica

              2.1.1.3. El reportaje

              2.1.1.4. El informe

              2.1.1.5. La entrevista

            2.1.2. Géneros de Opinión

               2.1.2.1. El debate
               2.1.2.2. La tertulia
               2.1.2.3. El comentario
               2.1.2.4  La encuesta a pie de calle
               2.1.2.5. La participación del oyente en los programas

     2.2. El lenguaje de los textos informativos

CUESTIONES SENSIBLES

   3.1.  Inmigración, racismo, homofobia y xenofobia

   3.2.  Tratamiento de la violencia de genero

   3.3.  Concentraciones y manifestaciones

   3.4.  Tragedias y catástrofes

   3.5.  Discapacidad y enfermedad

   3.6.  Confesiones religiosas

   3.7.  Tabaco, alcohol y otras drogas

   3.8.  Seguridad vial

   3.9.  Obligaciones y recomendaciones en materia de terrorismo

   3.10.  Política

   3.11.  Miembros de seguridad del estado.

EL LENGUAJE
PORTADA

El presente texto detalla una serie de pautas y recomendaciones, cuya finalidad es orientar hacia el máximo rigor de los profesionales y colaboradores, no sólo de la información sino de todos los ámbitos, géneros y formatos presentes en la programación de RADIO VIAJERA.

En tal sentido, se considera primordial ofrecer un adecuado tratamiento mediático de determinados asuntos sociales considerados especialmente sensibles: violencia de género, inmigración, información sobre sucesos y catástrofes, tratamiento de hechos con presencia de menores, etc.

Al mismo tiempo, RADIO VIAJERA obliga a extremar el buen uso del idioma utilizado. Dado el papel crucial que los medios de comunicación desempeñan en la defensa o deterioro de la lengua, la RADIO VIAJERA establece de este modo, algunos criterios de corrección lingüística con el fin de promover tanto la pureza como la riqueza del idioma.

1. EL ENTRETENIMIENTO, LA CULTURA Y LAS ARTES EN RADIO VIAJERA

1.1 ENTRETENIMIENTO DE CALIDAD

RADIO VIAJERA presentará una oferta programática destinada al entretenimiento de calidad para todos los ciudadanos.

Tiene como eje principal cualquier temática relacionada con los viajes y ocio.

Los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA que trabajen en espacios de entretenimiento están obligados a ofrecer a los oyentes un ocio activo, crítico, imaginativo, culto, enriquecedor y divertido.

El entretenimiento en RADIO VIAJERA debe huir de la vulgaridad y la banalidad y cultivar contenidos de calidad capaces de interesar a la gran mayoría, hechos con rigor profesional, creatividad y buen gusto.

  • Contenidos prioritarios. Los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA dedicados a proporcionar entretenimiento a la audiencia deben primar en sus contenidos el conocimiento, la comunicación, la innovación, la imaginación, la capacidad de reflexión y el humor inteligente.

  • Cuidado de las formas. Además de los contenidos, deberá extremarse la precaución en las formas empleadas en los espacios de entretenimiento. Los receptores de los programas de entretenimiento tienen derecho a exigir, al igual que en los espacios informativos, los niveles de calidad más altos.

  • Creatividad. Los profesionales y colaboradores de los espacios de entretenimiento promoverán contenidos y estilos innovadores, capaces de despertar el interés de los oyentes. Para ello, el principal activo es la creatividad. El entretenimiento en los medios de RADIO VIAJERA debe dotarse de un sello propio que le identifique.

  • Innovación. Los profesionales y colaboradores de los espacios de entretenimiento prestarán especial atención a las nuevas posibilidades tecnológicas, tanto en lo referido a contenidos como a formatos.

  • Menores. En los espacios de entretenimiento destinados a niños y adolescentes, los valores que deben primar, además de la diversión inteligente y el buen humor, son el apoyo a la creatividad, el fomento de una actitud crítica, el gusto por el trabajo en equipo, el estudio, el esfuerzo y los valores de libertad, igualdad, solidaridad y no violencia.

1.2. ESPACIOS DE ENTRETENIMIENTO

1.2.1 Espacios de Ficción

La ficción producida para los medios de RADIO VIAJERA debe responder a criterios tan variados como el entretenimiento, la promoción del buen uso del lenguaje y de la creación audiovisual, la contribución al desarrollo y al seguimiento de la actividad cultural, la promoción de la industria relacionada con estas actividades, el descubrimiento de nuevos planteamientos y lenguajes y la divulgación de la historia o de determinadas situaciones sociales, entre otros.

La ficción adquiere un valor singular cuando todo lo anterior contribuye a la reflexión en torno a los asuntos de interés general y/o al disfrute de unas propuestas creativas de calidad.

  • Argumentos. El acercamiento a las grandes obras de la literatura, la reflexión sobre aspectos sustanciales de la realidad española, sus conflictos, los cambios de costumbres, la divulgación de las artes y la ciencia y el conocimiento de sus máximos representantes son valores prioritarios dada su potencial contribución a la cultura contemporánea.

  • Equilibrio. La ficción, aunque no esté sometida a los términos que rigen la información en RADIO VIAJERA, debe también contener valores como la pluralidad, la representatividad y el respeto a las minorías.

  • Respeto. Las situaciones y personajes de los productos de ficción realizados por o para RADIO VIAJERA no pueden alimentar estereotipos perjudiciales para los sectores minoritarios o menos protegidos de la sociedad (ancianos, inmigrantes, discapacitados, enfermos, etc.).

  • Pluralidad. Los productos de ficción pueden ser un medio de difusión de los modos de vivir y expresarse de las distintas comunidades que componen el mundo. Los programadores de RADIO VIAJERA pueden contribuir a que ese conocimiento sea más profundo y real aplicando criterios de cercanía y rigor a los asuntos tratados, sin rebajar por eso su interés.

  • Producción española y latinoamericana. Se prestará especial atención a la producción audiovisual de España y América Latina.

1.2.2 Programas infantiles

  • Objetivo. Los programas dedicados a los niños y niñas tienen por objeto contribuir a su crecimiento y formación mediante una oferta de contenidos que motiven su curiosidad, su participación y su sentido de lo lúdico y del esfuerzo individual y en grupo. Entretenimiento y formación constituyen un binomio indisoluble en la programación dirigida al público infantil.

  • Valores. Los niños deben aprender a través del juego que les proponen los programas de RADIO VIAJERA que el mejor modo de conseguir sus objetivos es el esfuerzo y la capacidad de acuerdo, no la imposición.

  • Autoestima. Los programas destinados a un público infantil y adolescente deben potenciar la autoestima de todos, no sólo la de los más cercanos a un modelo convencional de belleza, valor y éxito. La pluralidad de personajes de referencia debe incluir prototipos con los que puedan identificarse de forma satisfactoria y activa todos y cada uno de los espectadores, independientemente de su procedencia, sexo, religión, entorno familiar y características físicas.

  • Participación activa. Los más pequeños también tienen capacidad para atender propuestas acordes con su nivel de desarrollo intelectual. La programación infantil creada por RADIO VIAJERA debe estimular la participación activa, pero sin olvidar que el público infantil y adolescente tiene derecho a que RADIO VIAJERA valore lo que ya saben.

1.2.3 Retransmisiones y programas deportivos

  • Deporte de competición. Los espacios dedicados al deporte de competición son contenidos de gran relevancia, valorados por buena parte de la sociedad y con capacidad potencial para articular y cohesionar grupos, comunidades y naciones mediante el enfrentamiento limpio. Los profesionales y colaboradores que participan en la elaboración y emisión de estos contenidos tienen la misma obligación de perseguir la calidad, la innovación y la utilidad.

  • Los valores del deporte. El interés en el seguimiento de las actividades deportivas alcanza una dimensión superior cuando contribuye a la difusión de los valores del deporte y promueve la práctica deportiva de los ciudadanos.

  • Sólo deporte. Los espectáculos y programas deportivos pueden ser un instrumento o un símbolo en beneficio de la cohesión social de la colectividad, pero esto nunca debe suponer una reafirmación de la identidad frente a otros grupos, pueblos, países u otras aficiones.

  • Deportes mayoritarios y minoritarios. Los contenidos deportivos deben ajustarse en términos generales a las preferencias mayoritarias de la audiencia. Los deportes minoritarios, así como los deportes practicados por personas con discapacidad deben tener la presencia adecuada; merecen atención especial y deben ser ofrecidos de manera atractiva como ejemplo de superación.

  • Deporte y violencia. Es obligación de los profesionales y colaboradores de los espacios deportivos de RADIO VIAJERA destacar la importancia del juego limpio en todos los deportes, tanto entre sus protagonistas como por parte del público, resaltar los aspectos lúdicos sobre los pasionales y contribuir al mantenimiento de un clima de competitividad sin violencia. Los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA no deben ser tolerantes con las prácticas violentas y/o incívicas.

1.2.4. Concursos

  • Valores que deben estar presentes. Los concursos difundidos en RADIO VIAJERA deben tener fines y métodos de participación acordes con los principios que inspiran la actividad como son el fomento del conocimiento, el valor del esfuerzo, la creatividad y la habilidad de los concursantes. Los concursos no deben alentar valores negativos o de pura competitividad ni fomentar estereotipos o prejuicios.

  • Reglamento publicado. Las reglas de todos los concursos deben ser públicas y estar al alcance de quienes deseen consultarlas en www.radioviajera.com

  • Premios y marcas comerciales. La donación de premios procedente de marcas y/o entidades deberá estar sometida a la aprobación del consejo.

  • Premios en metálico. Los premios en metálico están restringidos a concursos cuyos contendientes sean obligatoriamente mayores de 18 años. Además, los reglamentos de los concursos deberán reflejar de manera expresa qué tipo de impuestos -y en qué porcentaje o cuantía- deberán afrontar los ganadores.

1.2.5. Otros programas de entretenimiento

  • Programas de humor. La promoción del buen humor es parte de los cometidos de un medio de información y entretenimiento. En RADIO VIAJERA todos los espacios de entretenimiento deben tener entre sus ingredientes esenciales la invitación a la sonrisa y a lo lúdico.

  • Talk shows. Los programas de debate y entrevistas con presencia de personajes de interés reconocido (talk shows) son espacios de entretenimiento que utilizan el interés de la actualidad y el atractivo de la fama como ingredientes fundamentales pero que no pretenden tener carácter de informativos. Sus valores deben ser la viveza, el ingenio, el sentido del humor, la pluralidad de prototipos sociales, el buen gusto y el respeto a todas las personas e instituciones. Los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA deben evitar que estos programas, aunque tengan por protagonistas temas y personajes de interés efímero, alienten valores contrarios a los principios y obligaciones de RADIO VIAJERA, entre ellos, el del respeto a la intimidad, al honor y a la propia imagen.

2. CARACTERISTICAS DEL LENGUAJE RADIOFONICO

Las peculiaridades del medio radiofónico condicionan la expresión hablada. El locutor o redactor radiofónico debe ser consciente de la fugacidad del mensaje; el oyente no puede volver a escuchar lo que se está contando, no puede comprobar si ha entendido bien la información. Su única opción es escuchar el texto en el momento, en el orden, y con el ritmo que establece el locutor. Por tanto, escribir para la radio implica intentar utilizar adecuadamente el principal instrumento, la palabra.

Para ello, se tendrán en cuenta las características básicas del lenguaje hablado y varias recomendaciones:

  • Claridad: se trata de hacer asequible la expresión porque existe el riesgo de interrumpir la asimilación mental de los mensajes si se adoptan códigos que requieren esfuerzos reflexivos y, por tanto, tiempo de descodificación (comprensión)

  • Lo concreto, en forma activa y presente. En radio son necesarias las formas que más “vitalizan” las imágenes y los relatos. Mejor las formas simples que las compuestas, el presente que el pasado, la frase activa que la pasiva.

  • Brevedad. Las exigencias del tiempo, la necesidad de facilitar la asimilación y la fugacidad del mensaje obligan a la radio a construir mediante períodos y frases breves que aseguren la comprensión.

    El periodista radiofónico está obligado a dominar la ortografía, la morfología, la sintaxis y un vocabulario rico. Debe saber escribir y narrar, pero además debe adaptar su escritura y narración al ritmo, cadencia y entonación requeridos en cada momento. A estas características debe unirse el matiz de la expresión personal. A través del micrófono, lo que se pierde desde el punto de vista plástico se gana en los matices de expresión exclusivos del sonido y en la posibilidad de testimonios personalizados a través de la voz; es lo que se puede denominar tono comunicativo, necesario tanto en informativos como en programas. La voz, la música, los efectos y el silencio son los elementos sonoros que determinan la capacidad expresiva. La armonía de todos ellos en torno a un contenido interesante será la que permita sostener el relato radiofónico. Así, captar la atención y el interés del público y hacerlo con la gramática adecuada al medio y al mensaje será la principal exigencia del periodista radiofónico.

2.1. Informativos: los diarios hablados

El informativo principal desarrolla las noticias más importantes avanzadas en los boletines. Algunas orientaciones son:

  • Intentar captar el interés combinando todos los géneros radiofónicos y todos los recursos de los Servicios Informativos

  • Evitar piezas demasiado largas, de modo que se garantice el ritmo del espacio informativo y se promueva el interés del oyente.

  • Evitar traducir la importancia de la noticia en una mayor longitud de las piezas. Su duración debe ajustarse siempre a una propuesta informativa atractiva y ágil.

Cada noticia tendrá tantas piezas como sean necesarias para subrayar las claves de la noticia.

2.1.1 Géneros informativos

​A continuación, se diferencian los principales géneros informativos.

2.1.1.1 La noticia

Concebida como un hecho novedoso de interés, difundido sonoramente con inmediatez y claridad, debe responder al qué, quién, cuándo, cómo, dónde y por qué con un lenguaje conciso y sencillo.

El informador de RADIO VIAJERA se comunicará con formas verbales en presente, subrayando la actualidad de la noticia y desechando los pretéritos hasta donde el sentido común recomiende. Empleará estructuras gramaticales sencillas renunciando a las que dificulten la comprensión de los mensajes radiofónicos.

En cuanto al contenido, se evitará el excesivo volumen de datos. Se tendrá especial cuidado de no ser prolijos en cifras, siglas o nombres poco conocidos. Si la magnitud de una cifra dificulta la comprensión de una noticia, se valorará el uso de comparaciones que faciliten su comprensión.

2.1.1.2 La crónica

Es una representación sonora de la realidad en la que se realiza la narración desde el lugar de los hechos, desde donde describe, cuenta y contextualiza los acontecimientos aportando un estilo personal.

En cuanto a recursos, la crónica se articula habitualmente a través del monólogo, priorizando el valor de la propia palabra, las voces grabadas de los protagonistas y los sonidos que puedan reforzar la representación sonora de la realidad.

El informador debe garantizar rigor expositivo y técnico, planificar el contenido y la estructura de la presentación, aun cuando se elabore una crónica mientras los hechos se están produciendo.

El texto de la crónica tiene que adoptar un estilo oral: elaborado no para ser leído sino para ser contado con un lenguaje sencillo y claro en el que cada palabra ayude a entender lo más directamente posible el hecho que se pretende contar.

La celeridad que puede rodear la elaboración de una crónica no impedirá que el informador limite su aportación a juicios que tengan reflejo en los hechos acaecidos, evitando sentenciar, calificar, enjuiciar o descalificar. Los elementos valorativos de la crónica deben ser justificados.

Es recomendable no terminar la crónica con un testimonio o corte.

2.1.1.3 El reportaje

Es un género radiofónico que pretende narrar y describir hechos y acciones de interés para el oyente, proporcionando un contexto de interpretación y análisis amplio, profundo, con la utilización de múltiples fuentes.

Es un género flexible y creativo, que puede combinar todos los elementos que constituyen el lenguaje radiofónico.

Las temáticas y enfoques no estarán estrictamente vinculados con la inmediatez. Su duración y ubicación serán flexibles dependiendo de la ambición del propio reportaje.

Su emisión se produce cuando ya se han difundido los elementos esenciales del hecho noticioso, de modo que se cuidará especialmente su apertura y presentación para provocar el interés de unos oyentes que ya conocen los datos básicos de la noticia.

Se ofrecerá un enfoque original, la divulgación de aspectos novedosos sobre hechos ya conocidos, la búsqueda de detalles reveladores y un estilo creativo y especialmente atractivo. Contemplará los datos, las posibles narraciones, los diferentes argumentos, los testimonios de los protagonistas, los intereses contrapuestos, las consecuencias y las distintas interpretaciones que se han encontrado durante la preparación y la elaboración del reportaje.

Todos estos elementos y, si fuera necesario, una correcta selección de sonidos de apoyo se integrará a través de un montaje adecuado.

2.1.1.4 El informe

Es la exposición detallada de un tema de actualidad mediante datos no solo recientes, sino también retrospectivos y complementarios. Explica de forma neutra el cómo y el por qué, las causas y las consecuencias de los hechos analizados para su mejor comprensión por parte del oyente. Es un género de explicación, una narración lineal que amplía la noticia.

Es un género de monólogo en el que su fuerza radica en la sencillez. El informador debe ofrecer un informe claro y directo, no debe verter opiniones personales, aunque sí puede recoger testimonios sonoros de personas que, de una u otra manera, son protagonistas de la noticia.

2.1.1.5 La entrevista

En la entrevista radiofónica el diálogo entre entrevistador y entrevistado se complementa con un conjunto de datos audibles que el oyente recibe como elemento comunicativo y que reflejan la riqueza expresiva del medio. La voz, la entonación, la cadencia, los climas y actitudes que se perciben a través del sonido, etc. desempeñan una función determinante en la comprensión e interpretación que el oyente hace de la entrevista, hasta el punto de condicionar el discurso del entrevistado.

2.1.2. Géneros de Opinión

2.2.1 El debate

Es un género de alta eficacia el que voces distintas aportan puntos de vista diferentes o contrapuestos sobre un tema y su problemática.

Se presentarán las distintas facetas del asunto a debate para trasladar al oyente, de forma ordenada, las distintas posturas y los diferentes argumentos. Debe mantener la iniciativa del debate con intervenciones breves y con criterios de actualidad, interés, equilibrio y representatividad.

Desde el punto de vista técnico, se asegurará la claridad óptima en su difusión, garantizando las mismas condiciones de sonido para todos los participantes, aunque intervengan desde distintos puntos geográficos.

2.2.2 La tertulia

La tertulia aporta riqueza expresiva, análisis y una personalización muy intensa en los mensajes transmitidos, para lo que resulta esencial contar con un grupo plural de participantes.

La tertulia exige una selección plural y equilibrada de sus participantes. Los tertulianos deben expresarse siempre conforme a los valores democráticos y modos respetuosos. Deberán escuchar y dialogar, asentir o discrepar con respeto.

El moderador será el responsable de velar por el cumplimiento de los valores de RADIO VIAJERA. También controlará el desarrollo de la propia tertulia, evitará digresiones o intervenciones demasiado largas y prolijas, denunciará y controlará las faltas de respeto o salidas de tono por parte de los participantes y, especialmente, se ocupará de centrar la discusión sobre temas realmente relevantes para el interés general.

La tertulia es una fórmula muy implantada en la radio española y que tiene un indudable peso en la formación de la opinión pública. Sin embargo, es necesario contar con tertulianos que, por las exigencias del género, posean un amplio conocimiento de todos los ámbitos de la actualidad y la necesaria destreza para ofrecer argumentos con el debido rigor.

Los moderadores están obligados a exigir a los tertulianos explicaciones en profundidad sobre sus aseveraciones y a reclamar responsabilidades o rectificaciones a quienes atenten contra los derechos de terceros.

Los tertulianos, invitados o colaboradores deberán tener presente en todo momento los principios deontológicos recogidos en el Estatuto de Información.

2.2.3 El comentario

Como interpretación valorativa sobre la actualidad, el comentario se presenta en forma de monólogo breve sin otro complemento sonoro que el texto elaborado por el propio comentarista.

En RADIO VIAJERA se explicitará la autoría del comentario, se aclarará que única y exclusivamente responde a la opinión y al punto de vista del propio comentarista.

2.2.4. La encuesta a pie de calle

Se recurrirá a la encuesta cuando se quiera tomar el pulso a la opinión pública sobre algún tema de actualidad. Se incluirán en los programas o espacios informativos de RADIO VIAJERA como ilustración sonora, sin extraer conclusiones.

No deben usarse micrófonos ocultos ni grabar por teléfono sin previo aviso, salvo en casos muy excepcionales como la demostración de prácticas delictivas que afectan al interés público. Cuando se den esas circunstancias, la decisión de grabar será adoptada por la Dirección, con el consejo de sus asesores jurídicos.

Las preguntas serán sencillas, de fácil comprensión, sin que contengan de manera implícita la respuesta. Salvo encuestas especiales, el enunciado debe ser lo suficientemente abierto para que las personas encuestadas expresen una opinión y, en consecuencia, se consigan respuestas significativas e interesantes.

Todas las respuestas son susceptibles de salir en RADIO VIAJERA, aunque se excluirán aquellas que atenten contra los valores de la emisora o profieran expresiones groseras e injuriantes.

2.2.5. La participación del oyente en los programas

El oyente tiene formas diferentes para acceder a RADIO VIAJERA.

Como particular, el oyente podrá participar en aquellos programas donde se pida su intervención a través de los procedimientos que en cada caso se determinen (teléfono, correo electrónico, SMS, etc.)

El responsable de cada espacio velará para que la libre expresión de las ideas no vulnere los principios ni derechos fundamentales de terceros. Regulará el acceso mediante normas que garanticen el cumplimiento de las normas básicas de educación, sentido común y civismo. Asimismo, deberá retirar el uso de la palabra a quien se exprese con insultos y términos soeces.

2.2. El lenguaje en los textos informativos

La elaboración de textos y noticias para los espacios de RADIO VIAJERA deberá ajustarse a las características del lenguaje radiofónico, así como a las normas comunes sobre el lenguaje.

Se observarán algunas recomendaciones básicas:

  • Expresiones grandilocuentes: el lenguaje radiofónico está reñido con la ampulosidad, pues dificulta que el mensaje llegue al mayor número de oyentes.

  • Adverbios temporales en el inicio. Debe evitarse empezar una noticia con el adverbio temporal “ayer”.

  • Demostrativos: hay que restringir el uso de los demostrativos éste, ése y aquél. El oyente no puede volver atrás en la frase para averiguar a qué sustantivos reemplazan.

  • Empleo de jerga especializada: el uso de jerga política, científica, literaria y de cualquier otro colectivo profesional debe estar suficientemente justificado. Es necesario traducir esos términos a palabras que sean fácilmente comprensibles por una audiencia heterogénea.

  • Emisiones para países que no son España: por ir dirigidas a países extranjeros, de manera especial a la comunidad iberoamericana, exigen un lenguaje y desarrollo informativo diferente. No sólo hay que dar más datos sobre personas cosas y lugares, ya sabidos por el oyente español, sino que debe vigilarse el uso de palabras que en aquellos países tengan un doble sentido.

3. CUESTIONES SENSIBLES

Entendemos por cuestiones especialmente sensibles aquellas referidas a problemas y retos sociales y/o que afectan a públicos de especiales características que reclaman una mayor exigencia de la ética periodística y un mayor compromiso social por parte de los informadores.

Las siguientes pautas de conducta pretenden orientar el trabajo de los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA de modo que resulte conciliable el derecho a la información y entretenimiento de los ciudadanos con el respeto a las distintas sensibilidades propiciadas por determinados hechos noticiosos y a los colectivos implicados o afectados, directa o indirectamente, en dichos hechos.

3.1. Inmigración, racismo, homofobia y xenofobia

Los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA deben evitar la superficialidad y las visiones estereotipadas cuando se aborden asuntos referidos a la inmigración, el racismo, la homofobia y la xenofobia.

Para ello, aunque se informe de la vertiente jurídico-policial de estos asuntos (sucesos, muertes, etc.), debe fomentarse la presencia de informaciones que incidan en las cuestiones de fondo.

Los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA deben adoptar una actitud responsable y activa en el fomento de la convivencia y la promoción de valores éticos.

3.2. Tratamiento de la violencia de genero

En la programación de RADIO VIAJERA no se incluirán, entre otros, contenidos que inciten a la violencia, así como a los comportamientos machistas, xenófobos, racistas u homófobos.

RADIO VIAJERA prestará, por tanto, una atención preferente a cuantos contenidos estén relacionados con la violencia contra las mujeres y promoverá un compromiso activo en contra de la discriminación de la mujer y la violencia doméstica, evitando la transmisión de mensajes que puedan contribuir a crear en la sociedad sensación de impunidad ante estos delitos.

Los malos tratos y la violencia contra las mujeres constituyen un atentado contra el derecho a la vida, la dignidad y la integridad física y psíquica de las víctimas. Son delitos que no pueden presentarse como un crimen pasional. Por todo ello, RADIO VIAJERA velará para que los contenidos referentes a esta materia tengan presentes las siguientes reflexiones y recomendaciones:

  1. Evitar modelos de mujer que lesionen su dignidad. Debe contribuirse a erradicar los estereotipos que atribuyen a las mujeres valores y funciones sociales inferiores a los de los hombres. En cambio, debe ampliarse la representación de las mujeres y mostrar su papel en el desarrollo cultural, político, económico y social.

  2. Respetar la identidad y el dolor de la víctima. La víctima no puede ser mostrada sin su permiso ni en momentos de tensión emocional. Nunca se deben utilizar sonidos o imágenes “robados” de la víctima. Sólo se divulgará la imagen si es consentida, pero no al calor de los hechos, sino una vez recuperados la autoestima y el equilibrio emocional. Es necesario reflexionar sobre la conveniencia de mostrar los efectos de los malos tratos y sobre en qué medida puede incurrirse en el morbo. Divulgar las secuelas puede ser una buena herramienta de pedagogía social, pero, en todo caso, debe prevalecer el respeto a la integridad moral de las víctimas.

  3. Identificar al agresor. Es necesario recordar el deber de respetar la presunción de inocencia y, por tanto, extremar la cautela en esta cuestión, ya que un error de identidad puede provocar consecuencias irreparables. Sin embargo, sí es importante dejar claro quién es el agresor y quién la víctima. Y más importante aún es definir claramente cómo es el maltratador, su manera de actuar y su comportamiento público o privado, porque ello puede servir para que muchas mujeres puedan tomar conciencia de su situación de riesgo.

  4. No confundir el morbo e interés social. La imagen debe respetar la dignidad de la persona. Los recursos estéticos y la narrativa habitual de los reportajes de sucesos no deben utilizarse en la realización de noticias sobre violencia contra las mujeres. Deben evitarse aquellos recursos de ocultación de las víctimas que den apariencia de criminalización: efecto mosaico, tiras en ojos, disfraces, distorsiones de voz… Se aconseja utilizar otros medios de estética menos agresiva: contraluces, juegos de sombras, voces en OFF… En todo caso, el apoyo gráfico de la información debe respetar la dignidad de la persona. Igualmente, hay que evitar la reconstrucción de los hechos que abunde en detalles escabrosos o en primeros planos que provoquen el morbo o la conmiseración de la víctima. Las reconstrucciones son útiles cuando se utilizan con afán informativo y cuando son necesarias para la comprensión de los hechos. Los detalles e imágenes escabrosas no inducen al rechazo del maltrato en sí y, en cambio, lo que hacen es dar forma al espectáculo.

    La fabulación de los hechos, una recargada puesta en escena o la utilización de

    imágenes ficticias pueden contribuir a crear un enfoque irreal del problema.

  5. Extremar la precaución en el uso de fuentes y datos. Los malos tratos

    domésticos no son un suceso, sino que se enmarcan en un problema más amplio, el de la violencia contra las mujeres. Determinadas informaciones sobre desavenencias conyugales pueden ser erróneamente interpretadas e inducir a pensar que los malos tratos pueden ser consecuencia lógica de una situación de deterioro. Por el contrario, subrayar las buenas relaciones de la pareja es un argumento que podría avalar la hipótesis del arrebato pasional.

  6. Vigilar el uso de testimonios cercanos al agresor o a la víctima. En muchos casos, se trata de testimonios inducidos por las preguntas de quien informa y entre personas que en ese momento pueden no ser conscientes de la trascendencia de sus declaraciones e incluso pueden ser parte interesada. Deben extremarse, además, las cautelas con aquellas personas que únicamente buscan notoriedad, presencia gratuita ante las cámaras, defensa interesada del agresor, o las que aportan detalles morbosos carentes de valor informativo.

  7. Lenguaje puramente informativo. La utilización de un lenguaje violento desvirtúa las razones de la agresión. Expresiones como “certera puñalada”, “cadáver ensangrentado”, “cosida a cuchilladas”, “había una gran mancha de sangre”, etc. dirigen la atención a aspectos colaterales, incompatibles con los motivos reales de la agresión.

  8. El uso de adjetivos y de tópicos. Se evitarán adjetivos, frases hechas y/o tópicos que puedan introducir ciertas dosis de frivolidad y de banalización. Datos o comentarios en apariencia inofensivos pueden tergiversar gravemente la información y desviar la atención de las verdaderas causas de la tragedia. Utilizar adjetivos como “celoso” o “bebedor” para definir al agresor nos acercan a la exculpación. Decir de la víctima, por ejemplo, que “era joven y guapa”,” salía con amigas” o “tenía un amante” desvían el foco de lo verdaderamente importante y nos acercan a la disculpa o la comprensión del maltratador. Conviene obviar los comentarios que puedan desprestigiar a la víctima o desviar la atención.

  9. Evitar el efecto narcotizante. La difusión continuada de este tipo de informaciones puede generar en la audiencia un efecto narcotizante. Para evitarlo, los profesionales y colaboradores deben plantearse tratamientos informativos diferentes y novedosos, evitando fórmulas del estilo de “un caso más”, “otro caso de…”, y sí remarcando, por ejemplo, los aspectos que podrían haberlo evitado. Otra sugerencia es aportar material de apoyo, que permita contextualizar la información, así como buscar ramificaciones del problema: salidas, nuevos proyectos, campañas, etc.

  10. Dar información útil. Noticia es un caso de malos tratos con resultado de muerte, pero también lo son las deficientes actuaciones judiciales o policiales, los castigos ejemplares o las víctimas que han logrado rehacer su vida. Es importante completar la información sobre las circunstancias que rodean cada caso, los antecedentes policiales o judiciales, los incumplimientos –si los hay- de las medidas adoptadas o la asistencia recibida por la víctima, todo ello con el objetivo de alertar sobre los posibles riesgos futuros a que están expuestas las mujeres maltratadas. No obstante, hay que tener en cuenta la influencia que sobre otras víctimas puede ejercer un tratamiento alarmista de dichos riesgos, ya que disminuiría su confianza en el apoyo que pueda recibir su denuncia. Por otra parte, promover o participar en campañas de información y prevención ayuda a ubicar adecuadamente el problema.

3.3. Concentraciones y manifestaciones

  • Despliegues desaconsejados. La sola presencia de equipos móviles, micrófonos y cámaras en el escenario de un conflicto social o político puede modificar la realidad sobre la que tratan de informar e incluso servir de estímulo a los más violentos. Para cubrir un conflicto que amenaza desarrollar formas violentas es preciso establecer las cautelas necesarias con el fin de limitar los posibles

efectos adversos.

  • Cálculo de asistentes. El número de participantes en una manifestación es

    parte esencial de su valor como protesta. Por ese motivo es necesario compulsar las fuentes más solventes en cada caso para ofrecer sus cálculos. En determinadas situaciones puede resultar necesario ofrecer un dato propio siempre que se haya elaborado sobre bases objetivas como la medición de planos y la toma de imágenes aéreas o generales.

  • Imágenes de conjunto. Las cámaras deben reflejar del modo más ajustado posible la importancia de la movilización y evitar cualquier recurso para aumentar o reducir su importancia numérica y su significado.

  • Imágenes y sonidos ajenos. En los mítines o concentraciones, los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA no deben aceptar de modo acrítico los enfoques, tiros de cámara y otros elementos básicos de la imagen y el sonido propuestos por los organizadores o sus portavoces. Si se emplean imágenes o sonidos remitidos por los organizadores de mítines políticos o manifestaciones, debe aparecer o nombrarse su autoría de modo bien visible.

3.4. Tragedias y catástrofes

  • Distanciamiento emocional. Los profesionales y colaboradores que aborden la información sobre cualquier clase de tragedia o catástrofe deben evitar ser absorbidos por la corriente de emociones que generan e informar con la distancia exigible a un profesional de la información.

  • Compromiso con las víctimas. Ante situaciones como catástrofes y tragedias personales, los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA extremarán su rigor con el fin de preservar los derechos de las víctimas y sus familiares a su intimidad y evitar la difusión de cualquier tipo de documento que pueda herir la sensibilidad tanto de las víctimas y sus familiares como la del público, en general.

  • Respeto al dolor. Los hechos serán tratados observando el mayor respeto al dolor e intimidad de las víctimas y sus familiares y se evitará toda actitud que pueda suponer presión o acoso a las víctimas y/o familiares de ellas para obtener declaraciones e imágenes.

  • Sensacionalismo. Los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA deben evitar toda práctica encaminada a fomentar el culto de la emoción y a incrementar el dramatismo y/o la espectacularidad de sus contenidos:

    1. 1)  No podrán introducirse cámaras ni micrófonos en conversaciones privadas,

      incluidas las telefónicas.

    2. 2)  Debe evitarse la información rutinaria o superflua que no añada valor

      informativo o que pueda resultar lesiva para la privacidad de los afectados.

    3. 3)  Debe evitarse la inserción de testimonios que carezcan de valor

      informativos.

    4. 4)  Debe evitarse la propagación de especulaciones y rumores sobre las

      posibles causas de la tragedia a no ser que, siendo identificados como tales, supongan un elemento valioso y necesario para elaborar la información.

    5. 5)  Deben evitarse las autopromociones basadas en imágenes o sonidos procedentes de un hecho trágico

    6. 6)  Debe vigilarse la inserción de imágenes con música u otros efectos que subrayen gratuitamente el dolor. Igualmente, se vigilará la reiteración de imágenes/sonidos y el uso de primeros planos y zooms sobre los afectados.

    7. 7) Lenguaje inadecuado. Una tragedia de gran magnitud y repercusión social obliga a vigilar el lenguaje de todos los contenidos de la programación a fin de evitar un dolor añadido a las víctimas. Formas de hablar y frases hechas que en otro momento serían inocuas pueden resultar inadecuadas e incluso perjudiciales para las víctimas y para el público en general.

3.5. Discapacidad y enfermedad

  • Discapacidad. Nadie debe ser definido o presentado por una de sus cualidades o carencias. Debemos informar sobre las discapacidades importantes de una persona sólo si afecta de modo directo o indirecto al hecho o problema del que informamos. La discapacidad sólo debe aparecer en el título o el arranque de una información cuando sea la razón de su gravedad. Debe evitarse difundir percepciones estereotipadas, sesgadas o producto de los prejuicios sociales que pudieran subsistir.

  • Eufemismos con sentido. Existen palabras de uso común y sin sentido peyorativo que expresan y/o describen una carencia (ciego, sordo, manco, etc.) Es innecesario el empleo de eufemismos como invidente, persona con dificultades auditivas, etc., aunque su uso pueda ser recomendable, como expresiones sinónimas, para evitar reiteraciones.

  • Discapacidad mental. En el caso de discapacidades psíquicas, una forma de proteger los derechos de quienes las padecen consiste en nombrar la enfermedad y no describir con ella a quienes la padecen. Por ejemplo, hay que hablar de personas con síndrome Down y nunca de subnormales, de enfermos de esquizofrenia y nunca de locos.

  • Sucesos. La enfermedad mental no tiene por qué estar directamente relacionada con la comisión de actos violentos. En sucesos violentos, no se debe prejuzgar que la enfermedad mental es la causante del hecho.

  • Imágenes y testimonios desaconsejados. Conviene evitar el uso de imágenes, testimonio o sonidos que transmitan aislamiento social o despierten compasión o rechazo. Por otra parte, muchas enfermedades mentales son invisibles; para ilustrar una noticia relacionada con ellas, no es lícito recurrir a imágenes de otras enfermedades parecidas con síntomas más visibles.

  • Integración. El derecho de acceso de las personas afectadas por discapacidades de cualquier tipo está garantizado en RADIO VIAJERA, lo que significa que sus profesionales y colaboradores están obligados a facilitar su integración y evitar cualquier forma de discriminación.

3.6. Información sobre confesiones religiosas

  • RADIO VIAJERA es totalmente aconfesional.

  • Igualdad. Todas las creencias y prácticas religiosas deben ser tratadas en RADIO VIAJERA con el mismo respeto, atención e imparcialidad.

  • Conocimiento. Los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA deben tener el suficiente conocimiento e información de todas las religiones presentes en su audiencia, sus cultos, lenguaje, santoral y calendario a fin de no ofender involuntariamente los sentimientos religiosos a quienes las profesan.

  • Celebraciones. Las celebraciones religiosas sólo son de interés para los medios de RADIO VIAJERA cuando representan parte del acervo cultural, de mayorías o de las minorías, nunca por motivos confesionales.

  • Crítica. Las expresiones religiosas y los mensajes públicos de sus representantes NO serán materia opinable. Hay que evitar que sean sometidas a valoraciones discrepantes, para intentar no faltar al respeto.

  • Proselitismo. Ningún profesional o colaborador de RADIO VIAJERA tiene derecho a utilizar el medio para expandir sus convicciones religiosas o la ausencia de ellas.

3.7. Tabaco, alcohol y otras drogas

En la información sobre consumo de sustancias nocivas, permitidas o no por la ley, no debe animarse a su consumo.

Niños. En los programas destinados a los niños estos contenidos solo tienen razón de ser cuando se trate de prevenirles sobre los riesgos de estas sustancias.

3.8. Seguridad vial

Respaldo. Los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA tienen la obligación de respaldar y difundir el respeto a las normas como uno de los pilares de la seguridad vial.

La información periódica y realista sobre accidentes de carretera y sus causas, así como sobre los riesgos y los efectos de una conducción temeraria es una contribución exigible a los medios que componen RADIO VIAJERA.

Asimismo, los programas de ficción y entretenimiento, dada su capacidad para difundir modelos sociales, pueden desempeñar una función promotora de la seguridad vial.

3.9. Obligaciones y recomendaciones en materia de terrorismo

  • Veracidad y precisión. Una información objetiva sobre hechos y personas relacionadas con el terrorismo exige la aportación de todos los datos necesarios para que el receptor del mensaje tenga la exacta dimensión de lo que se trata. El horror de los atentados, la responsabilidad de quienes los cometen, las consecuencias de la violencia, deben ser puestas de manifiesto para evitar el efecto de apología indirecta de los contenidos informativos. No obstante, las actividades terroristas deben ser objeto de un tratamiento informativo especialmente riguroso y ajeno por completo a cualquier tipo de concesiones al sensacionalismo y a la especulación.

  • Colisión de derechos. Corresponde a los responsables y a los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA establecer el adecuado autocontrol de la información, particularmente en caso de colisión entre las libertades y derechos de los ciudadanos a ser informados y el respeto a las actuaciones judiciales o policiales que el ordenamiento jurídico exige. Ninguna actuación de RADIO VIAJERA debe entorpecer la acción de la justicia.

  • Todas las víctimas son inocentes. Todas las víctimas son inocentes sean cuales sean las circunstancias en las que hayan sido atacadas o amenazadas. Es obligación de los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA preservar todos sus derechos, así como evitar cualquier aproximación a la justificación de los actos terroristas.

  • Respeto a la intimidad y al dolor. El tratamiento informativo de las víctimas del terrorismo, de su condición y estado debe hacerse con el mayor respeto a su situación e intimidad, así como al dolor de sus allegados. La emisión de imágenes y sonidos cuya dureza atente contra la intimidad de las víctimas o pueda herir la sensibilidad de los espectadores y oyentes debe ser evitada.

  • Personas amenazadas. Sólo está justificado informar sobre amenazas a personas o sobre la aparición de nombres propios en los materiales requisados a los terroristas cuando los interesados conozcan ya esas circunstancias y hayan autorizado a las fuerzas de seguridad su publicación.

  • Datos ocultos. Toda información, dato o imagen que pueda servir de guía o ayuda a los terroristas debe ser ocultada por los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA.

  • Entrevistas. Las entrevistas a miembros de organizaciones terroristas y a políticos pertenecientes a grupos que justifican o no condenan la violencia sólo tienen cabida en RADIO VIAJERA. RADIO VIAJERA empleará los procedimientos necesarios y conforme a la ley para evitar que sus medios sean utilizados para practicar apología del terrorismo.

  • Falsas alarmas. Las falsas alarmas son un instrumento de creación de pánico entre la población utilizado por los terroristas como parte de su estrategia. No se debe informar de ellas, ni siquiera después de comprobarse su falsedad, salvo que la magnitud y/o repercusión de los efectos las hayan convertido en un hecho noticioso.

  • Materiales suministrados por terroristas. Los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA valorarán en cada caso, atendiendo a criterios estrictamente periodísticos y, por tanto, de interés público, la conveniencia de difundir o hacerse eco de declaraciones, comunicados o imágenes elaboradas por terroristas. En el supuesto de que dicha difusión se considere imprescindible, los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA establecerán los medios necesarios para que el público no sólo conozca los mensajes difundidos por los terroristas sino también la valoración de los legítimos representantes de los ciudadanos y/o de las instituciones democráticas representativas de un estado de derecho. El cumplimiento del derecho a la información debe garantizar ese derecho al tiempo que evitar la divulgación de contenidos meramente propagandísticos de las organizaciones terroristas.

  • Lenguaje. El lenguaje es un elemento esencial en la correcta comunicación sobre el terrorismo. Frente al mimetismo terminológico con el lenguaje argumental de los terroristas, se debe contraponer un lenguaje que impida la justificación o dignificación de su actividad delictiva. Sin embargo, puede haber términos que ya hayan sido asumidos por los receptores de la información sin atribuirles carga positiva alguna; sólo en estos casos pueden utilizarse si no se encuentra un sinónimo eficaz.

3.10 Política

RADIO VIAJERA es totalmente apolítica.

Todos sus profesionales y colaboradores evitarán comentarios personales acerca de sus preferencias ideológicas y RADIO VIAJERA velará porque no se usen sus medios para difusión de cualquier contenido político.

Entendemos no son necesarias valoraciones subjetivas sobre determinadas situaciones políticas, si bien se puede informar sobre estadísticas, y cualquier otro dato objetivo que remarque la situación de un país o zona territorial.

3.11. Miembros de Seguridad del Estado

Todos los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA respetarán la labor de los miembros de Seguridad del Estado, y evitarán realizar valoraciones subjetivas sobre las labores de los mismos, así como comentarios despectivos hacia cualquiera de los cuerpos.

Por supuesto se pueden dar datos objetivos sobre los cuerpos de seguridad de zonas o países basados en experiencias propias o estadísticas.

4. EL LENGUAJE

RADIO VIAJERA establece que la promoción y difusión nacional e internacional del castellano será un objetivo esencial, así como el apoyo al resto de las lenguas cooficiales.

La utilización correcta de todas ellas es una exigencia fundamental y especifica que RADIO VIAJERA será especialmente escrupulosa en el respeto a la toponimia conforme a la legalidad vigente.

Uno de los requisitos de todo mensaje es que resulte comprensible. Por tanto, todo profesional y colaborador de RADIO VIAJERA debe hacerse entender. Las condiciones de claridad, precisión y brevedad son inherentes en la redacción de los textos, pero siempre desde el correcto uso de los idiomas. Un idioma vivo está en perpetua evolución y precisamente el lenguaje empleado en los medios de comunicación constituye uno de los factores cruciales de ese cambio permanente. Los ciudadanos consideran que lo oído en los medios audiovisuales es lo correcto. Esa responsabilidad debe estimular a los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA a emplear la lengua/las lenguas de la forma más apropiada.

Los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA deben poner los medios necesarios para que sus programas respeten las normas de la lengua.

Recordamos algunos preceptos básicos del lenguaje radiofónico y se incluyen tanto recomendaciones como la identificación de algunas carencias y errores que pueden alcanzar al oyente y usuario de los medios interactivos de RADIO VIAJERA.

Características esenciales del lenguaje

• Claridad. La claridad del mensaje se consigue únicamente empleando un lenguaje que sea comprensible para todos, sin distinción de niveles de formación y culturales. Debe estar construido mediante estructuras gramaticales simples (“sujeto, verbo, complemento”). El lenguaje periodístico en los medios audiovisuales puede ser imaginativo, pero nunca complejo por lo que, salvo excepciones, deben evitar las figuras retóricas y las estructuras gramaticales propias de la escritura literaria.

• Precisión. El lenguaje en los medios audiovisuales debe ser preciso a fin de expresar sólo lo que se pretende decir y no dar margen para interpretaciones erróneas. Los profesionales y colaboradores de RADIO VIAJERA deben evitar, siempre que sea posible, expresiones vagas en materia de cantidad, tales como varios, algunos, etc.

• Brevedad. Las frases cortas y construidas de modo directo son las más eficaces para transmitir una idea. La construcción ocasional de oraciones subordinadas tiene como fin evitar la monotonía de un lenguaje demasiado lacónico.

• Verbos de acción. Los verbos que expresan acción atraen más la atención y, si están bien escogidos, expresan con más precisión lo que se quiere comunicar. Es conveniente evitar los verbos estáticos (ser, estar) si se puede expresar la misma idea con un verbo de movimiento.

• Informar en positivo. El mensaje resulta más claro si se construye en positivo. Siempre que sea posible, deben evitarse las frases negativas. Por idéntico motivo, se prefieren verbos en positivo como, por ejemplo, “rechazar” en lugar de “no admitir” o “prohibir” en lugar de “no autorizar”.