Las reservas hoteleras hasta marzo se cuadruplican y anticipan un verano récord