El gasto turístico de los españoles fuera de su residencia aumentó un 19%