El gasto medio por reserva se dispara más de un 150%