Aceuchal es el lugar al que nos lleva Diego Pedrera. Allí un 31 de enero de 1912 ocurrió un crimen con poco misterio, pero el proceso de sumario y después en el juicio posterior si fue polémico. Escuchamos la narración con la ambientación de Miriam Raposo.