Skip to content

Crea tu viaje ideal

Crea tu viaje ideal

En esta ocasión tenemos un articulo con doble propósito. Inicialmente, pretendemos crear guías de viaje o planes de viaje honestos, coherentes y factibles con nuestras prioridades, deseos y nivel de satisfacción. Es decir, aprender a desarrollar guías de planes y vivencias únicos y memorables, al encontrarse alineados con nosotros mismos y el momento presente en el que nos encontramos. Por otro lado, pretendemos ejemplificar esta, digámoslo así, «metodología» mediante la elaboración de una guía previa susceptible de recadar todos los datos oportunos que en tú experiencia, consideres necesarios para maximizar el conocer un destino. En este caso nos hemos decantado por la localidad de Tudela. Hoteles para ocio y negocios en Tudela 

Empezando a «crear tu viaje ideal»

 

Nos disponemos a des-cubrir herramientas, planteamientos, nuevos modos útiles y coherentes con nuestras inquietudes para organizar nuestro viaje ideal. Estas herramientas y capacidades están ya presentes en ti, yo sólo te acompaño a des-cubrilas y desenpolvarlas. Es decir, tomar consciencia de ellas y su potencial. Este artículo te acompañará, por tanto a desentrañarlas y reflejará, cuán espejo, todo lo que tú buscas en un viaje y de tu modo de viajar. Lo hará incluso cuando quizás no sepas que sabes lo que ya sabes. Finalmente, como se ha mencionado, las ejemplificaremos con Tudela, el destino mencionado.

Si nos paramos a observar, podemos llegar a comprender que, así como la felicidad es el camino y parte intrínseca de nuestra naturaleza, sin haber en sí un camino a la felicidad, con la vida y el viaje sucede lo propio. La vida Es. Entre esas infinitas cosas que Es, la vida es un viaje de autoencuentro, descubrimiento, expresión, maestría, integración de experiencias y una destilería precisa en la que éstas se tornan en aprendizajes y se quedan archivadas en el vinilo universal.

Sobre viajar: tu viaje ideal

La incertidumbre que amedrenta en su día a día al ser humano, es la misma motivación que lo lleva a amar lo desconocido en la excitación causada aparentemente por la experiencia de viajar. Viajar, al parecer, le otorga la excusa de observar con ojos libres de capas, velos, juicios y obligaciones la vida real si al fin se lo permite. Más allá de esta excusa plausible y socialmente aceptable tras el «estoy/me voy de vacaciones», cuánto más ganaríamos si nos permitiésemos soltar velos y ver la vida tal y como es.

Lejos de las gafas de hostilidad de lo que creamos que la vida es, podemos llevar ese nivel de frescura e incertidumbre apasionante a cada instante de nuestra existencia. Frescura y deleite libre de los recuerdos de un pasado que nos merme, fuera de miedos, heridas, patrones y bucles. De todos modos y en este artículo, vamos a abrir la posibilidad de viajar de otro modo más libre y armónico para nosotros y, finalmente que cada cual decida extrapolarlo al ámbito que desee, obteniendo del mismo fruto, los productos que sienta acordes con su apetencia y deleite.

Cuando uno se entrega a la vida y vive en plenitud, con atención plena, el instante en el que se encuentra, todo es pura transformación y aprendizaje. Vivir lo que el momento que te susurra en plenitud es un foco expansivo y transformador al ser extrapolado al viaje. Desde este prisma, los viajes realizados se convierten en una expansión de aprendizaje bello, colmado de posibilidad y, por ende son más enriquecedores. Es entonces cuando uno toma verdadera consciencia de que no necesita la experiencia del viaje para que su día sea especial. Al no necesitar algo, uno es verdaderamente libre de tenerlo o no. No vive a expensas de ello. Si el evento finalmente tiene lugar y se da en su vida, si lo decide experimentar, entonces es un plus maravilloso con el que se extiende a si mismo, se recrea y expande. Mientras viaja, esta entidad crece, se nutre y aporta a la humanidad.

 

El viaje ideal como expansión de ti mismo

Viajar, es una de mis grandes pasiones. Constituye para mí una nueva oportunidad de verse a uno mismo desde prismas insospechados, un encuentro donde nuestras programaciones son si cabe más evidentes y la capacidad de ser observadas y soltada mayor. El viaje es pues es una simple expresión de mi amor por la apertura mental, la transformación, el enriquecimiento y la superación de arquetipos y contextos. Constantemente experimento que para vivir experiencias que sumen, calen, aporten, en nuestras vidas, no importan el cuanto, el donde, el evento, ni las excusas, ni los atrezzos. Lo que importa es darse a la experiencia.

Es crucial la implicación y el compromiso con uno mismo a través de lo que acontece, el nivel de entrega al momento, la acogida a lo que ocurre, la apertura a nuevas ideas, puntos de vista o posibilidades y la comprensión y atención a lo que desentraña en nosotros y lo que renace en nuestro interior mediante lo que experimentamos en el viaje. Esto es lo que pretendo reflejar en esta guía. Así mismo lo que reflejo en las rutas de Barcelonenado por mi ciudad o, las rutas por otros puntos del globo y por supuesto en mi trabajo ( descúbrelo aquí). En todos ellos, la finalidad es desentrañar los secretos que nos susurran esos lugares con el objeto de incrementar el nivel de comprensión y de disolución de juicios, prejuicios, condicionantes o ideas preconcebidas.

 

¿»…y si…» yo mismo me estoy frenando e impidiendo mi viaje ideal?

Puede que estés en una posición similar pero veas muchos impedimentos para realizar tu viaje: El dinero, el tiempo, la gente, tus propios temores infundados, quizás nunca es buen momento, quizás la situación no parece darse, quizás todo tendría que cambiar para… No obstante yo soy de las que experimentan y por ende validan fehacientemente que siempre existe solución óptima en la que todos estemos incluidos. Esta solución no pasa por repetir lo mismo sino que acontece al soltar lastre y abrirse a la sabiduría de lo nuevo e incierto, como las tribus de polinesia o los hombres que llegaron a la luna. Se trata de ser capitán de tu Alma, con el corazón por bandera y la paz de sabernos siempre con poder y herramientas internas Adecuadas nuestra disposición ¿o acaso el ADN no es una memoria universal que contiene todas las soluciones acaecidas hasta el momento? ¿Acaso tu cerebro no es ingenioso captador de ideas creativas? Vamos descubre, comienza tu viaje de libertad y disfrute ¿Eres de los que esperan a que todo lo externo cambie o eres de los que transforman lo interno y se autorregula para decidir elegir en libertad cómo vivir su experiencia?

Aprendido a observar (nos) en el viaje

Veamos que puntos e ideas podemos observar antes de nuestro viaje y marcarán un antes y después al realizar un replanteamiento de nuestros esquemas mentales iniciales.

  • Establece tu Lista de prioridades con respecto a ese viaje

Lo primero de todo define tu viaje. Busca tu sentido, tu para qué. ¿Qué quieres experimentar? ¿Qué sentido tiene ese viaje para ti? Haz un brain storming con tu café o te, en esa cita contigo mismo donde te atiendes por fin. Desconectas del ruido externo y conectas con tu saber interno. Ahí escuchas tus necesidades y deseos. No juzgues, suelta los diálogos negativos, sólo escucha.

¿Qué es lo que esperas de él, qué experiencias quieres vivir? ¿Por qué viajas? ¿Es un viaje por trabajo, es un viaje por placer, una experiencia gastronómica, vas a lo mochilero, quieres embriagarte y escribir, fotografiar, pintar, conocer? ¿es de descanso, vas a la Patagonia a ver ballenas, quieres viajar contigo mismo para conocerte más… ? Observa y, si no te aclaras, puedes elaborar tres listas de prioridades honestas con tu corazón e inquietudes.

  • Necesidades básicas: Aquellas que para ese viaje necesitas, qué es imprescindible para ti, en experiencias y calidad de vida. Busca el foco de lo que consideras inicialmente impredecible para esa experiencia. Quiero vivir un retiro zen, quiero vivir un road trip por EEUU en coche…

En esos imprescindibles busca la coherencia con tus pensamientos, sentimientos, palabras y actos. Plantéate honestamente y sin juicio qué necesitas porque no hacerlo supondrá gastos adicionales de energía y dinero, además, movernos en contra de nuestro corazón y o respetarnos implica más cansancio y emociones negativas. Por ejemplo: ¿Necesitas un hotel? ¿Te vale un hostel? ¿Compartes habitación por qué quieres conocer gente?, ¿Prefieres estar solo?, ¿Tu viaje es para practicar un deporte o realizar una actividad concreta? , ¿Vais un grupo de amigos? ¿Las necesidades de mis amigos son coherentes conmigo? ¿Puedo sentirme cómodo para comunicarme y manifestar mis necesidades sin obligar al otro a llevarlas a cabo o sin resignarme? Recuerda ser flexible contigo mismo, cuando cambia el sentido del viaje éstas también pueden transformarse. Son plásticas.

Imagínate que vas a un monasterio zen llegas allí y te das cuenta de que tu mejor meditación es el encuentro presente contigo mismo mediante lo que emerge en tus paseos matinales. Cuando algo deja de ser coherente contigo puedes replantear de nuevo la situación. Siempre tienes opciones. Escúchate. Las necesidades básicas has de consentírtelas totalmente. muy comúnmente  suelen coincidir con la mayor parte del presupuesto el 80%.

  • Necesidades prescindibles: Aquellas experiencias u otros secundarios. Son aquellas que surgen y son sorpresas extras que te consentirás según tus apetencias, aderezar la experiencia y la nutren, son coherentes con el instante presente y así mismo, en apariencia, no determinan el para qué original. Ello no significa que no puedan marcar cruciales nuevos comienzos y sentidos en tu viaje/vida. Suelen constituir el 20% restante.
  • Cosas inasumibles: todo aquello que es un extra, y no te suma. Curiosamente todo lo que no nos suma, nos pesa y encarece el viaje y la experiencia, por ello es tan importante ser coherente, comunicarse y, primeramente atenderse y escucharse. Estas experiencias son aquellas que aparentemente no nos dicen nada, no parecen aportar nada relevante a la idea de viaje que hemos definido. No obstante, cuando tienen lugar, nos abren la mente y nos dejan notables aprendizajes. ¿ Quién no ha aprendido la lección y extraído el aprendizaje de respetarse y escucharse al comprender que se había metido en un asunto innecesario por no haberse dicho previamente sí a sí mismo y no a lo demás? De todo se aprende, cuando el aprendizaje tiene un costo que nos duele, puede ser un cargo en deudas mentales con uno mismo.

Tips Básicos a tener en cuenta

  • ¿Sabes a dónde vas?

Decide si sabes el destino o eres flexible. ¿Quieres encontrarte, descubrir y dejarte llevar o quieres realizar un viaje especifico con posibles extras? Ambas opciones tienen ventajas y son perfectas. Lo relevante es que recuerdes tu para qué, tus necesidades y todo ello sea coherente y este perfectamente alineando. ¿Recuerdas? Es una expresión de ti mismo, cuando tienes el para qué claro y la mente clara todo brota por añadidura acorde a tus preferencias y necesidades. Todo lo que suceda ahí fuera depende de tu esquema mental, las emociones que sientas de paz y confianza o de miedo y desconfianza, así como las palabras e ideas que decidimos validar en nuestra mente y emitir. La casa ordenada viene por añadido a una mente ordenada.

Básicamente si sabes el destino puedes enfocarte y centrarte desde ya sin crear más tiempo aparentemente innecesario en buscar las mejores oportunidades para las experiencias que desees vivir. Puedes empezar a priorizar y organizarte. Si nuestro destino es Tudela, por ejemplo, ya tenemos una prioridad fija, podemos pasar a preguntarnos para qué viajamos a este lugar y cuáles son nuestros puntos imprescindibles para el viaje. Ser flexible te aporta muchísimas opciones para el presupuesto, poder buscar qué es lo más económico o lo que más se adecua a tus necesidades. Te da margen de ahorro (energía, tiempo, dinero…). Además te aporta extra de frescura y flexibilidad con amplio valor de autonomía.

 

  • Enfoque mental

Sitia tu cerebro, dicen algunos, y aún así a mí me parece inexacto, incompleto pues la mente y el cerebro son cosas muy distintas.  La clave está en la atención y el enfoque mental.  Enfocar. La atención e intención enfoca en una dirección a la mente y, por consiguiente, el cerebro capta ideas cuán escaner, permitiéndonos ver otras realidades existentes que no contemplamos. Eureka, encontré la solución sin haberla buscado. Sólo se trata de poner a tu disposición tus herramientas. ¿Cómo? Permitiendo que tu cerebro trabaje para ti. El cerebro te usa si no lo usas tú. Hablamos de dejar de ser el hámster en un bucle inmenso de condicionamiento y emociones de supervivencia que te hacen responder ante el mundo dado el caso. Una vez sabes lo que quieres permítete elegir, ser más específico. Sueña los detalles para explicar a tu mente qué menú quieres experimentar y a su vez no te aferres a ellos para permitir que la vida te sorprenda más allá de lo que crees. Para ello descubre. Lee. Ojea toda la información necesaria a cerca del viaje, lugar, experiencias a vivir e intereses.

  • Date permiso a abrirte a nuevas posibilidades

Compara buscadores, ofertas y no desestimes oportunidades. Utiliza herramientas de búsqueda, compruébalo en las webs propias y compara. Diviértete creando tu viaje e invirtiendo tiempo en tomar decisiones. Es un juego que te ayudará en todo lo que acontece a tu alrededor. Como haces una cosa las haces todas. El juego de asumir tu poder y entregarte con responsabilidad a aquello que quieres, enseña a tu cerebro a ser más productivo, resolutivo, decisivo, coherente y, no me extrañaría que te dotase de la fuerza necesaria para tomar nuevas decisiones emprender hazañas en otros ámbitos. Imagina, experimenta ya esas emociones que te impulsan. Siente. Transforma tu mente y por ende tu vida practicando la decisión por medio de este sencillo juego. El poder está siempre en ti.

No desestimes la opciones, replantea y reenfoca. A su vez, no tomes ninguna decisión que realmente sea incoherente para ti. Honestidad, transparencia y tranquilidad ante todo.

Pregunta a amigos que resuenen contigo, viajeros que hayan estado, lee blogs, testimonios, guías, foros, YouTube, redes sociales como Instagram. Observa la relación entre sus prioridades, lo que dicen, lo que ellos necesitan y lo que experimentan. A partir de ahí decide en pro de tu intuición y de tu corazón. El corazón no tiene nada que ver con ser visceral, el corazón es el que otorga esa sensación de tranquilidad y paz mental. Piensa que actúa como un cerebro mucho más potente electromagnética mente que el corazón. Hoy en día los estudios de coherencia cardíaca están a la orden del día. Respira. Disfruta. Colorea. Escucha. Confía

Compara aeropuertos centrales y colindantes. Plantéate que es mejor para ti , viaje puntual a un lugar o, si es por un país, puntos dispersos, viaje lineal con principio y fin diferente o viaje circular. En caso de viajes largos o intercontinentales plantéate escalas largas como opción de un dos por uno en viajes.

 

  • Cuestiona, entrega las Creencias Limitantes  y pogramas mentales (CL)

“No puedo”, “es muy caro”, “no tengo tiempo”, “no puedo viajar solo”, “no encuentro gente”… ¿Te suena? Se trata de tu monólogo interior fruto de tus miedos e informaciones de supervivencia programadas en el inconsciente individual familiares. No tiene nada que ver el afirmar no quiero viajar, pues es una posibilidad, que el hecho de manifestar que viajarías si…

Plántales cara, afronta amorosamente cuestionado.  Abrazar el miedo nos lleva a disolverlos. Comprendemos que es una información de supervivencia y que es susceptible de ser transformada y entregada, permitiéndole que esa energía se recanalice en pro de nuestras capacidades.

La vida desde el miedo y la resistencia es muerte en vida sin saberlo. Te estás perdiendo tu vida, y eso no es muy alentador… Esas creencias son solo una forma de enfoque e interpretación de un evento. Conllevan una actitud ante la vida y quizás no te están dejando avanzar. Piensa que si lo estás haciendo con un viaje, que es algo aparentemente positivo, también lo debes de estar haciendo con más facetas.

 

  • Visualiza el viaje

Si está en tu mente es una posibilidad para ti. Si esta ahí ed una semilla que puede ser regada para que crezca. Plantéate desde ya que es posible si así lo consideras. No importa saber cómo. Lo importantes tener la voluntad de abrirse a otra realidad. Hay muchas formas distintas de viajar. Tantas como tipos de viajero, como prioridades y gustos. No todo tiene porque ser un hotel de cinco estrellas. Tampoco un viaje low cost significa que no tengas tus necesidades básicas cubiertas, o estés en cualquier cuchitril durmiendo. Partamos de que todos queremos un cierto grado de confort. Empezarás a pensar en las dos “P”: Prioridad y Presupuesto acorde y coherente (este, habitualmente, si tenemos los ojos bien abiertos, viene por añadidura)

Visualizar te puede parecer absurdo pero ya te digo que marca mucho la diferencia. No dista de pensar en qué le dirás a tu jefe mañana o en pensar en llegar a cada y poder sentarte en el sofá a ver Netflix. El cerebro no diferencia entre virtual o real, el vive aquello en lo que te recrea y experimenta los efectos de tu pensamiento ¿Te has parado a pensar que cuando te sobreviene un gasto sacas el dinero necesario para asumirlo de donde sea? Este gasto es una inversión en tu felicidad y bienestar. Aún mejor.

DATO: Si nos paramos a pensar cuánto dinero anual perdemos en chorraditas o golosinas mentales que no nos satisfacen tanto para sentirnos aparentemente mejor. Esos días que, frustrado de emociones acumuladas lo expresas comprando acumulando cosas que sabes que no necesitas y no te aportan, cosas que al final te preguntas cómo han llegado a tu vida si sólo han sido una inconsciente maniobra inocente de escapismo. Todo por no poder hacer lo que deseas o ser honesto y coherente con tu corazón. Podríamos asombrarnos. Allí ya tienes un presupuesto completo e viaje y mucho más si me apuras. Haz el cálculo.

 

  • Mentalízate y comprométete contigo mismo, el viaje vendrá por añadidura.

No es el viaje el que te salva, eres siempre tú mismo por medio de lo que decidas elegir. Es esencial: ya sabes que vas a viajar. Verás que ahora tu mente cuando asumes el compromiso empieza a buscar soluciones para afrontar las actividades, eventos, puntos a resolver, el presupuesto. Empieza a priorizar(-te )dejando de lado las quejas. Son una buena forma de perder tiempo y energía sin solucionar ningún problema en la vida.

Comprometerse implica que has asumido el viaje, y vas a derivar e invertir un flujo de energía y tiempo a organizarlo. Como tenemos que vivir todos los días es importante que no te prives. Tú eres abundante, deriva sólo aquellas golosinas que sabes que no necesitas y que son maniobras de escapismon ante la aparente idea de frustración.  Tú no eres esa frustración, ella es sólo un mensaje que te recuerda que te ocupes de ti y atiendas tus verdaderas necesidades y deseos. Tu imaginación es el límite. Quítate lo superfluo e invierte esa energía en construirte y recrearte, en este caso por medio del viaje.

Entérate de las costumbres del lugar, y si puede ser estudia algunas frases básicas del idioma. Infórmate de qué propinas has de dar en casa país, y ya de paso infórmate de las normas de civismo en el país que visitas, especialmente si son culturas  dispares. Te puede ayudar mucho. Infórmate de los horarios  de museos y exposiciones que te gusten, puntos de interés…Investiga, investiga, investiga

Ejemplo: Descubriendo Tudela

Imaginemos que en esta ocasión la sincronicidad de la vida nos lleva a casi 100 km de Pamplona, Navarra. Ahí encontramos el municipio de Tudela. Una capital de comarca que data del 802, coordenadas temporales en las que habría de ser fundada por los musulmanes. Esta ciudad se hace eco del patrimonio artístico-histórico cuan reflejo de la coexistencia de los pueblos musulmanes, cristianos, judíos en el territorio durante cuatro siglos. Hoy en día Tudela y sus calles son fiel testigo de la riqueza multicultural vivida tiempo atrás.

Ejemplo de alojamiento aquí

Imaginemos, por tanto, que nos disponemos a elaborar nuestra guía previa de Tudela. Ya hemos decidido el lugar. Es coherente con nuestros gustos y lo que nos apetece. Deseamos trazar un viaje de descubrimiento histórico y patrimonial, puesto que el hombre que no se conoce a sí mismo, no puede comprender el universo del que forma parte y, por ende, está condenado a repetir su historia.

Tips para buscar alojamiento aquí

Ya hemos decidido que la visita será una escapada de fin de semana. Una posibilidad podría ser dejarnos embriagar por Tudela a su llegada y sólo ocuparnos del alojamiento y el transporte. En ocasiones ni siquiera de ello. De todos modos, en esta ocasión nos apetece explorar sus posibilidades para maximizar el recorrido en estos 2/3 días de excursión. Nos disponemos, por consiguiente, a realizar una investigación exhaustiva de imágenes, testimonios, historia y puntos de interés. Cuando yo realizo este tipo de búsquedas, suelo añadir lugares secretos o buscar consejos de la gente oriunda del lugar. Mi amor por empaparme de la tradición y esencia del lugar al que visito es fiel testimonio de mi deleite en inbuirme de la experiencia y comprender su contexto. La comprensión abre nuestras mentes y nuestros corazones a la compasión. La comprensión es el disolvente de todo juicio.

La búsqueda está siempre acompañada de una herramienta útil en los tiempos que corren. Se trata de nuestro archiconocido y querido mapa en Google Maps. En él elaboro mi lista de puntos de interés y favoritos. Suelo acompañar la búsqueda de mi café favorito y tener a un lado una preciosa libreta y bolis de colores para continuar mi guía al llegar al destino deseado. La lista de google maps compone de locales, bibliotecas, jardines, recovecos secretos y no tan secretos o todo lo que haya conseguido resonar con mi atención cuán llamada. Cada uno de ellos es etiquetado y clasificado para su posterior organización.

 

Comenzando a indagar y crear mi viaje ideal

A comenzar a explorar toda la información que cae en mis manos sobre Tudela soy consciente de que es una ciudad cuya visita es factible en un día.  Se trata de uno de esos rincones que nos permiten maximizar el disfrute en poco tiempo a la vez qué dan pie alargar la visita para conocer su maravilloso entorno natural. Ciertamente Tudela no es conocida solo por su ciudad, sino por sus fantásticos alrededores. Una de estas imprescindibles será la visita a las Bardenas Reales.

  • Por otra parte, observo como factor común que la presencia del río Ebro es otro de los plus que caracterizan a Tudela. Este factor fluvial cobra protagonismo gracias a las estampas paisajísticas y panorámicas que nos regala a nivel fotográfico. Y, así mismo, el río regala otro foco atractor al visitante y al endémico, gracias al poder atractor de sus valores añadidos en gastronomía. Su selección delicatessen-gourmet en productos autóctonos de su huerta, tales como como vinos o hortalizas, espárragos, pimientos y demás productos de sus cojonudas conservas (una de sus marcas más populares), hacen las delicias del paladar e invitan al foráneo a la mesa de Tudela.
  • Su riqueza en monumentos se compone de distintas piezas como la Catedral de Santa María blanca, constituida por lo que anteriormente era una mezquita. Especial mención a su destacada puerta del juicio con pasajes bíblicos, plasmados en piedra. Otro foco cautivador es la fabulosa plaza de los Fueros. Punto de encuentro de ocio y distensión, una plaza vital y pintoresca escenario de la intrahistoria tudelana. La iglesia de Santa María Magdalena, es otro de nuestros puntos marcados. Constituye el mayor exponente de la arquitectura románica de tudela, del siglo XII.
  • La Torre Monreal o torre musulmana levantada en el siglo IX atestigua ese pasado que llega a nosotros como símbolo de culturas que se retroalimentaban en el origen y, quizás incluso nos recuerda a la escuela de traductores de Toledo y la capacidad del Ser humano en pro de la cooperación y la unidad.
  • Tudela cuenta con sus bellas juderías. Hoy en día divididas en la judería nueva y la judería Vetula. La plaza Mercadal dónde podemos admirar la iglesia de San Jorge el real, antiguo convento jesuita que data del siglo XVII, con un espectacular retablo barroco de 1749. También podemos mencionar el Palacio marqués de Huarte qué acoge actualmente a la biblioteca y el archivo municipal. Este lugar posee un bonito patio barroco.
  • Si te pierdes por Tudela puedes recorrer su maravilloso puente árabe del siglo IX, de 360 m de largo que cruza el río Ebro siendo testigo de acontecimientos históricos que hayan hecho de la ciudad y el Reino de Navarra lo que hoy es.
  • Finalmente, puntos en común ampliamente destacados son los alrededores. Poder disfrutar de Olite, el Bocal de fontellas, o las fabulosas Bardenas Reales.

A partir de aquí te dejo desentrañando aquello que sea que requiera en tu viaje como fiel expresión de ti mismo. Gracias por este encuentro. Espero que te haya sido de utilidad. Espero que te sumerjas a vivir instante a instante obteniendo su infromación y transformándote con cada nueva mirada si así lo decides.

⭐Me apetece  viajar rumbo a mi interior y mi felicidad pinchando aquí

⭐Quiero disfrutar de guías de viajes pinchando  aquí

⭐Quiero conocer Barcelona conmigo por sus rutas, secretos, locales  e historias pinchando aquí

⭐Si quieres la guía de Barcelona completa te la dejo aquí: por barrios, locales y con mapas en google maps customizables y descargables en tu smartphone. Bon profit. Además me he tomado la libertad de presentarte los links a artículos y mis podcast más útiles en esta lista sobre: locales y actividades en los distintos barrios de Barcelona y sobre rutas y viajes.

La entrada Crea tu viaje ideal aparece primero en Creando Realidades.

¿A quién quieres escuchar?

Últimos podcasts

Últimos artículos del blog

WhatsApp chat