36. 233 Km de música folk

La música es un canal transmisor de cultura popular y social. Desde los más remotos tiempos, ha sido una enciclopedia universal que se comparte de generación en generación para seguir inmortalizando aquellos hechos que, aunque no quedaron reflejados en un documento, sucedieron en algún momento y lugar de la historia.

David, tras su paso por el festival de As Portelas en Lubián, ha querido indagar cual niño inquieto sobre la cultura folk zamorana y que la provincia cuida para mantenerla como un bien patrimonial a disposición de todos. Como es el caso de la Alborada que se celebra en la localidad de Moldones. Un perfecto evento melódico donde sorprenderse viendo como se puede utilizar una guadaña como instrumento musical.

Otro lugar, especialmente interesante hoy para David es Ferreras de Abajo. ¿Por qué? Sencillo de explicar. Es el pueblo de Gildo, un luthier que ha construido hasta la fecha todo tipo de instrumentos. Desde los más tradicionales como la gaita o la zanfona, hasta más sofisticados como un órgano MIDI. Aprovechando su visita en este encantador municipio, disfruta del festival de música tradicional Sierra de la Culebra donde coincide con el grupo Ringorrango.

Nuestro rutero folk favorito se dirige a Bermillo de Sayago para conocer a Alberto Jambrina y Pablo Madrid. Dos activos protectores de la música tradicional con extensa experiencia y reconocido trabajo en este melodioso mundo. Ellos le hablan sobre la relevancia de Zamora en la historia de la música folclórica a nivel nacional.

Y como todo debe tener un fin, David regresa a Moldones para acompañar a los músicos a realizar la Ronda, recorriendo sus calles, durante final de la jornada.

La entrada 36. 233 Km de música folk se publicó primero en Zamora Travel Podcast.

35. Zamoranos de aquí y allí

Zamora, al igual que otras provincias españolas que han proporcionado históricamente multitud de emigrantes con destino a grandes urbes, recupera parte de ellos durante el verano. Uniéndose a los miles de visitantes que llegan hasta aquí para descubrir lo mismo que David, nuestro urbanita viajero. Así pues, más de 150 mil personas llegan para pasar el verano junto a familiares y antiguos amigos que residen aquí durante todo el año.

En algo en lo que muchos no caemos en la cuenta es que, ayuntamientos de poblaciones donde la población flotante se incrementa durante la época estival, necesitan duplicar sus esfuerzos en prestar los servicios para atender al triple o cuádruple de habitantes que van a vivir durante un periodo de tiempo en su pueblo de nuevo. Lugares como Benavente, Toro o la región de Sanabria ven como el ambiente animado de sus calles es una constante durante el verano.

Los testimonios son diferentes, pero todos a los que nuestro viajero favorito les pregunta, le contestan algo en común; desconectar durante unos días de su entorno cotidiano y reconectar con su memoria. Como si fuera una terapia vital e imprescindible para recargar energías hasta el siguiente año.

Hay otro grupo de zamoranos que regresan a su tierra, pero esta vez para jubilarse aquí tras muchos años fuera del lugar que los vió nacer. Emigrantes que, principalmente, por motivo laboral tuvieron que dirigirse a grandes urbes como Madrid, Barcelona o Bilbao. Aunque también los hay que regresan tras un periodo de unos pocos años viviendo inclusive fuera de España como es el caso de Nuria, una emprendedora de Almendra del Pan vinculada al agroturismo que regresó de Dublín.

Arnaldo, un joven argentino, quiere unir los cabos de su árbol genealógico y busca en Zamora más datos sobre sus vínculos familiares de su bisabuelo que emigro en el pasado al otro lado del Atlántico. David conoce su testimonio como colofón a un episodio lleno de nostalgia y añoranza de quienes nos visitan o emprenden su regreso.

La entrada 35. Zamoranos de aquí y allí se publicó primero en Zamora Travel Podcast.

34. Folk & Rock en la Alta Sanabria

La música folk, o como muchos la conocen «música celta», también tiene cabida en la provincia de Zamora y desde hace 15 años se celebra uno de los festivales más conocidos de toda España en la pequeña, pero encantadora, localidad de Lubián.

Este municipio conforma junto a otros 15 lo que se conoce como la Alta Sanabria. Un territorio muy próximo a Galicia y al vecino Portugal. Por lo que las raíces se mezclan en esta región donde vive un pasado común para todos ellos.

David prosigue su visita por Zamora  y llega a Lubián tras realizar una ruta de senderismo por el Bosque de Tejedelo, visitando sus tejos milenarios, pertenecientes al término municipal de Requejo de Sanabria. Hace algunos días se enteró de que se realiza el festival de «Folk & Rock Nas Portelas» donde artistas de la talla como Carlos Núñez, Hevia o Luar na Lubre participan y hacen disfrutar al público visitante. Este festival promovido con mucho esfuerzo por parte del ayuntamiento del municipio y en especial por la Banda de Gaitas As Portelas, sitúa en el mapa cultural internacional a esta pequeña localidad sanabresa.

Pero antes de que arranque el espectáculo, nuestro urbanita favorito, quiere visitar el Santuario de la Tuiza, conocer la localidad de Chanos y los ríos Pedro y Tuela, donde los aficionados a la pesca disfrutan de las truchas salvajes, que poco tienen que ver con las de piscifactoría tan comunes en las pescaderías de la capital 😉

Una de las visitas obligatorias para David es conocer «El Cortello», un arquitectónico lugar y muy singular donde antiguos vecinos de la zona daban caza a los lobos y que en la actualidad es un espacio ideado para compartir una jornada de campo en familia.

Puedes conocer más episodios relacionados con este majestuoso animal y descubrir porque David está prendado de él:

La entrada 34. Folk & Rock en la Alta Sanabria se publicó primero en Zamora Travel Podcast.

33. ¡Oh, cielos!

Ver las estrellas no siempre es fácil sobre todo en entornos muy saturados de contaminación lumínica. Encontrar un lugar tranquilo, con oscuridad, utilizando las herramientas apropiadas y en compañía de entendidos en astronomía era algo que perseguía nuestro viajero favorito. Ahora, desde Zamora, ha podido aprender más sobre todo ello desde lugares diferentes de la provincia.

Todo comienza en la capital, donde la agrupación de aficionados por la astronomía organizan una jornada para ver más de cerca la Luna y planetas como Júpiter o Saturno. Y aunque la meteorología no acaba ayudando, Fernando y Manuel, dos buenos conocedores en la materia le cuentan a David los privilegios con los que cuenta la provincia para disfrutar de las constelaciones. Una de las pretensiones de la agrupación es conseguir una «Reserva starlight» para favorecer el astroturismo.

La región de Villafáfila, una de los espacios perfectos para disfrutar de las estrellas junto a lugares como la Sierra de la Culebra, Sanabria, Sayago o La Guareña, cuenta con Joaquín Tapioles, conocido como «El pastor galáctico» y su observatorio con telescopio, llamado Giordano, que le permite observar el cielo nocturno desde hace año. Un vecino de San Agustín del Pozo conocido por la NASA desde su participación en la misión «Deep Impact» de 2005.

En Sobradillo de Palomares, en la comarca de Sayago, David localiza otro observatorio donde Javier, un astrofísico, le invita a conocerlo. El telescopio con que cuenta las instalaciones le permite ver el espacio profundo y las nebulosas planetarias cada noche. De tal manera, que este estudioso de la materia nos ayuda al resto a comprender mejor el universo y divulgar su conocimiento entre el público en general.

“Hay un solo espacio general, una vasta inmensidad única a la que podemos llamar libremente vacío: en él están los orbes innumerables como éste en el que vivimos y crecemos, declaramos que este espacio es infinito, ya que ninguna razón, conveniencia, percepción sensorial ni naturaleza le asigna un límite.”
Giordano Bruno

La entrada 33. ¡Oh, cielos! se publicó primero en Zamora Travel Podcast.

32. Villalpando en fiestas

Con el paso al buen tiempo, muchos municipios celebran sus festejos tradicionales para disfrute de los vecinos y deleite de los forasteros, a los que les apetece descubrir cómo se viven las actividades de ocio arraigadas a una cultura popular como es el caso de las fiestas de la Madera de Villalpando. Sin duda, David, no se lo podía perder. 😉

Unos festejos que fueron recuperados hace algunos años donde el protagonista es el sector primario con la feria ganadera que se celebra en estas fechas junto los a espectáculos taurinos.

La vida da muchas vueltas y si no que se lo digan a Ventura, vecino de la Villa que fue futbolista profesional en otra época y ahora tiene un negocio hostelero donde disfruta del paso de los comerciantes de ganado que se toman unos minutos para disfrutar de la gastronomía de la zona.

La historia de Villalpando se encuentra escrita por los asentamientos celtas, romanos y árabes, por lo que se conservan numerosos restos arquitectónicos pertenecientes a aquellas épocas. Uno de ellos, la Puerta Villa, podría ser el monumento más característico del municipio y los vecinos le cuentan a nuestro urbanita favorito su historia.

Una de las actividades más relevantes de estas fiestas son los encierros taurinos, que recorren las calles donde cada vecino tiene que defender la puerta de su casa con vallas y estructuras metálicas para impedir algún susto por la «visita» de algún astado inesperado…

La nota gastronómica de la jornada se la lleva la feria multisectorial que se realiza durante estos días donde uno de los protagonistas es el queso artesano de elaboración autóctona. Y además, la creatividad aumenta en estas festividades donde la hostelería propone suculentas opciones para tapear y disfrutar. ¡Buen provecho, David!

Y donde hay tan buenos manjares al alcance de las manos, como no llevarse un recuerdo de tierras zamoranas, Ternera Alistana, Lechazo de la zona de Tábara y embutidos del lugar. Aún no sabemos si David está enviando parte de su botín gastronómico a Madrid, pero sí conocemos de buena mano que «el que prueba, repite». 😃

La entrada 32. Villalpando en fiestas se publicó primero en Zamora Travel Podcast.

Viajo en Moto desde Venta de Baños

Hoy, en directo desde el Hotel La Basílica, en Venta de Baños, Palencia,
Con público exquisito, charlamos sobre lo divino y lo humano, sobre cerca y lejos y sobre el placer de lanzare a conocer paraísos cercanos.
Además Fernando Gost “Motercode” nos contará cómo le va en su ruta por la Trans European Trail.

31. En Zamora hay playas

Claro está que Zamora no cuenta con acceso directo al mar. ¿Te imaginas que lo tuviera? Lo cierto es que los vecinos portugueses cuidan de sus costas perfectamente, pero eso no implica que la provincia cuente con 18 magníficas playas en entornos naturales y protegidas por buena sombra para que David haga una buena siesta. Bueno, él y quien quiera 😉

En este episodio vamos a descubrir con él algunas de ellas que son bañadas por el río Duero, TeraEsla, Órbigo y Eria. Espacios naturales formados por lagos, lagunas o embalses que proporcionan también diversión con actividades náuticas.

Todo comienza en la playa de Cional, muy cerca de Villardeciervos. Un municipio declarado conjunto histórico-artístico por sus construcciones de piedra y carpintería de madera noble. La siguiente de la ruta es la playa de los Pelambres, situada en la propia ciudad castellano leonesa, donde disfrutar de las vistas de la capital del románico bañada por el Duero.

A pocos kilómetros de aquí, nuestro viajero madrileño, conoce la playa fluvial de Ricobayo de Alba. Situada en el embalse del Esla que abastece a una planta de producción eléctrica y con una historia muy curiosa donde, para crear esta superficie de agua, se tuvo que trasladar la iglesia de San Pedro de la Nave hasta la localidad del Campillo ¡piedra a piedra!

Momento para que nuestro urbanita favorito conozca un récord mundial de otra época. Un viaducto ferroviario, que recibe el nombre de su autor, Martín Gil, nunca proyectado anteriormente y que se ganó su título a pulso por ser construido en un solo arco de hormigón armado con la mayor distancia hasta entonces creada. Un reto de ingeniería para la década de los años 40.

Estaba claro que había que realizar una visita obligada con nuestro viajero al entorno natural de Lago de Sanabria donde las playas de los Arenales o el Folgoso reciben a los visitantes buscan disfrutar del tiempo libre. Otros espacios que David os puede recomendar están situados en la capital de la comarca, Puebla de Sanabria, y en lugares como Castellanos, Ayoó de Vidriales, Burganes de Valverde o Milles de la Polvorosa.

La entrada 31. En Zamora hay playas se publicó primero en Zamora Travel Podcast.