Cardona_ Alquimia de sueños, medievo y sal – Barceloneando 63

Paseando por ese espacio que instante a instante creamos juntos, hoy aparece en escena un universo medieval en el que callejear y ante el que rendirnos. Huele a yacimientos salinos y a Sueños del Medievo. Huele a Cardona.

Nuestro episodio se eleva ante nosotros, en conjunto con su patrimonio monumental y artístico. Los colores ocres y rojizos se engarzan entre las sutiles formas de las minas como joya de la corona y de la historia de una nación.
Heraldo del ayer sus teje manejes propician aventuras y anécdotas dignas de reyes, ya sean o no coronados.
Sus minas mágicas cuentan el secreto alquímico y transmutadir del tiempo y, mecen los sueños de sus gentes en la victoria.

Sus yacimientos fueron la base del asentamiento, siendo manantial de la fuerza y la templanza de su inexpugnable recinto
Su fortaleza, magna y solemne hace fiel eco al románico y al gótico, alzándose como la fortaleza medieval más importante de Cataluña.
Cardona, situada sobre una colina que domina el valle salino y el valle del Cardener, nos abraza y nos suscita un viaje de reconocimiento y fortaleza en unas coordenadas sin espacio ni tiempo.

Bajo la magia y el hechizo de los duendes en Montseny y en las minas de Cardona – Barceloneando 62

Hoy hablamos de dos lugares con Magia separados por 40 km, El mundo mágico de los duendes y hadas del Montseny y las Minas de Sal de Cardona. Los he juntado para poder crear una atmósfera digna de Willow, Lord of the Rings y todas las historias que apasionaron nuestros corazones. En esta ocasión y para no extender demasiado nuestra historia nos centramos más en el Montseny, en nuestro próximo capítulo hablaremos más de Cardona.

El mundo de la magia se desata y se destapa ante nuestros pies. Sus tintineos sutiles repiquetear entre las madrigueras de los zorros, el crujir de las ramas de castaño y los prados y bosques del Montseny.

Guarecido al cobijo del Congost y de Tordera, entre sus pozas y al abrigo de sus tritones, lagos, ermitas y dragones, se alza en movimiento el arte, que inspira los sueños de grandes y pequeños tocando el corazón. Hoy en Barceloneando, visitamos las rutas y grutas de uno de los parques naturales más bonitos de Cataluña, reserva de la biosfera y patrimonio universal. Su situación geográfica, en la cordillera prelitoral catalana, lo hace de fácil acceso en coche e incluso transporte público. Un paisaje de ensueño, colmado de sutiles aromas y frescor, disponible para explorar con ese pálpito se corazón abierto y aventura.

Sitges, esencia de colonias y mar – Barceloneando 61

Sitges es un recóndito paraíso que puede embelesarte si te lo permites y se lo permites.
Se trata de una ciudad costera de Cataluña, a 40km aproximadamente Barcelona, al sudoeste de la misma. Un enclave en el que su magia, su luz, sus casas coloniales y modernistas se entremezclan con el medievo y las casas de pescadores. Se encuentra, así mismo, rodeada del montañoso parque natural del Garraf. Es conocida por sus playas mediterráneas y su paseo marítimo bordeado de grandes mansiones. El abigarrado casco antiguo y las calles circundantes están llenos de tiendas, hoy viajamos de la mano del salitre y la brisa en Barceloneando.