Somiedo: vaqueiros de alzada y castaños.

Nos vamos a Somiedo, en Asturias. Decir Somiedo es hablar de su naturaleza, de osos y de bosques. Y hablar de bosques es rendir pleitesía al castaño, el árbol que producía el “pan de los pobres” y del que todo se aprovecha.
Rumor de ríos, umbría de bosques maduros y cárcavas repletas de vida. Somiedo es esto y mucho más.