Camino Natural del Románico Palentino

Hoy nos vamos a pasear por una zona con mucha historia. Pasaremos muy cerca del que fue el primer ayuntamiento de España. Fue el actual pueblo de Brañosera, que en el año 824, con la concesión de la carta que dice “Yo, Munio Núñez, con mi mujer Argilo, buscando el paraíso y esperando el premio, hago una puebla en estos parajes de osos y caza».

También es esta la tierra de, entre otros, la fotografa Piedad Isla, que durante toda su carrera documentó la vida de su región, la comarca de la Montaña Palentina. Con una visión tan profundamente curiosa y documental, consciente de un modo de vida que se transformaba rápidamente e iba abandonando para siempre muchas costumbres, se afanó en retratar profusamente la vida social de su entorno,1 viajando en una vespa.2 durante los años 50 y 60. Toda una figura para su época y cuyo trabajo sigue muy vigente a través de su museo.

Hoy no puedes recorrer los caminos naturales en vehículo motorizado como ella, pero si puedes acercarte a lugares como los que fotografió Piedad Isla, y encontrar entornos naturales y sociales con raíces y constumbres muy ricas a nivel cultural.

Esto es lo que propone, desde 1993 el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación el proyecto de Caminos Naturales continúa con la labor de contribuir al desarrollo de zonas rurales a través de los caminantes y ciclistas que discurren a través de estas más de 100 rutas.