Caminantes – Ruta de las cetáreas – 03/12/21


Cada fin de semana, gente de toda Galicia y de Portugal acude a los restaurantes de A Guarda. Muchos vienen a probar su marisco, sobre todo la langosta. La fama de este producto se remonta más de medio siglo atrás, cuando se exportaban kilos y kilos hacia otros lugares de la península gracias a las cetáreas que había en la costa. Estos viveros de piedra son hoy una parte importante del patrimonio etnográfico de la localidad. Recorremos una ruta que nos los muestra.